6 claves para comprar comida de forma responsable

En los últimos años un nuevo estilo de vida responsable está llegando con fuerza. En este artículo vamos a tratar la de comprar comida buscando un equilibrio tanto con nosotros mismos como con el entorno que nos rodea. Eso de ir de compras al supermercado y llenar el carro con comida de sobra que al final mucha va a la basura ya no se lleva. Ahora es el momento de volver a comprar con cabeza, sabiendo lo que metemos a la cesta y mejorando nuestros hábitos para por lo menos intentar que a nuestros hijos les quede un mundo mejor.

Cajas de supermercado
Cajas de supermercado

Estas son las seis claves que creemos deberías seguir a la hora de ir a comprar comida. Seguro que hay más, pero por lo menos estas son algunas de las que nos parecen más interesantes.

Planificar la compra

Lo mejor a la hora de ir a hacer la compra es planificarla y a ser posible salirse lo mínimo de lo que hemos apuntando en nuestra lista. Debemos hacer la compra pensando en lo que vamos a consumir.

Olvidemos eso de ir con el carro del supermercado visitando todas las estanterías y metiendo en él lo que nos vaya llamando la atención. Lo mejor es llevar un listado de lo que sabemos que vamos a necesitar y a ser posible no salirnos mucho de lo que en el va escrito.

El congelador puede salvar el mundo

Hay que saber usar bien el congelador y si nos sobra comida no tirarla. Se puede congelar y nos servirá para otro momento.

Todo lo que guardemos en el congelador debería ir en recipientes herméticos y siempre con la fecha de cuando lo guardamos allí y lo que llevan dentro.

Guardar el pan en el congelador es una buena opción para tener pan fresco el día que no nos apetezca salir a comprarlo. Solo hace falta calentarlo y tendremos pan del día.

Comer de congelador nos puede librar de tener que cocinar ese día, con lo que ello supone en ahorro energético y de dinero al no tener que hacer la compra.

Generemos pocos residuos

Eso de comprar comida en los supermercados que nos llena la casa de bandejas y plásticos debería tener los días contandos. La fruta mejor comprarla a granel al igual que los fiambres que ahora hasta se venden con montones de plásticos. A ser posible debemos también olvidarnos de aquellos productos que vengan en envases de plástico y realmente no lo necesiten.

Llevar nuestras bolsas o carrito cuando vamos de compra nos librará también de tener que usar bolsas de plástico que al final son más residuos para el medio ambiente.

Recordemos, siempre comprar productos que no nos llenen el cubo de la basura al llegar a casa.

Panes de varios tipos
Panes de varios tipos

Apostar por las marcas responsables

El mundo está dominado por pocas compañías, todas ellas multinacionales. Debemos mirar más a lo que nos rodea y adquirir productos de producción lo más cercana a nuestro hogar.

Muchas veces compramos alimentos que vienen del extranjero cuando tenemos a nuestros alrededor los mismos y de mejor calidad.

Menos alimentos procesados

Una quinta parte de los productos que consumimos son ultraprocesados. Lo mejor es evitarlos y a ser posible comer comida lo más fresca posible con productos de kilómetro cero.

Los productos ecológicos serían una muy buena opción para nuestra salud y con el medio ambiente.

Dieta sana

Sobra decir que comer sano es lo mejor que podemos hacer para mantener a nuestro cuerpo en perfectas condiciones.

A los niños deberíamos evitar darles para comer en el colegio chucherías. Lo recomendable sería que llevaran una fruta y dejáramos todo tipo de bollería y dulces.

Ya de adultos deberíamos limitar la comida rápida a una o máximo dos veces al mes.

Nuestro carro de la compra debería incluir mucha fruta y productos lo menos procesados posibles. Incluso si podemos hacer los postres en casa como dulces, flanes y otros, pues mucho mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Ir arriba