Los rumores hace mucho que estaban en boca de todos y que afirmaban que los iPhone viejos se ralentizaban a medida que salían modelos nuevos. Al final los rumores han dejado de ser rumores para convertirse en una confirmación desde la propia Apple.

No han sido pocos los usuarios que se han quejado a Apple al notar que que sus móviles perdían potencia con el paso del tiempo. Al principio negativas o silencios no aclaraban nada sobre esta posibilidad, pero todo ha explotado y Apple ha tenido que confirmar las sospechas de todos.

iPhone
iPhone

Apple ha admitido que sus dispositivos con el paso del tiempo van más lentos y la excusa es que lo hacen para prolongar la vida del dispositivo. Según la compañía, las baterías de ion litio tienen problemas a la hora de responder a los picos de actividad cuando hay poca carga de batería o con temperaturas muy bajas, incluso cuando el propio dispositivo ya tiene unos años. Si algún problema de este tipo sucede puede llegar a apagarse para que no se estropee alguna parte electrónica del móvil o tableta.

Al final el problema se debe a la batería, el propio móvil se ralentiza para así no hacer un uso excesivo de esta y poder ahorrar en batería.

La única solución que hay es cambiar la batería por una nueva, algo que si el móvil está en garantía se hacer de forma gratuita. En caso de que no cubra la garantía deberemos pagar por ello un precio que ronda los 100 euros.

Las baterías de grafeno son el futuro

Esta confirmación no ha dejado contentos a todos los usuarios de la marca y muchos desconfían de que la culpa sea de la batería. Más bien la culpa sería de la propia Apple, que con la ralentización de sus terminales intentaría que muchos usuarios actualizarán a un móvil más actual. Una obsolescencia programada en Apple que no gusta a nadie.

¿Y tu iPhone también se ralentiza? ¿Tienes este problema?

¿Y cual es tu opinión? Deja tu respuesta.

Escribe tu comentario.
Escribe aquí tu nombre