Comprar en Amazon es sumamente fácil, sobre todo si no es la primera vez que lo haces y tienes ya todos tus datos guardados. Entre sus virtudes podemos destacar su gran catálogo de productos que incluye varios millones de referencias distintas o que en menos de 24 horas después de hacer la compra la podemos tener en la puerta de nuestra casa. Además si somos usuarios Prime también podemos disfrutar de grandes ventajas como son los portes gratis en muchos artículos o el acceso a servicios como Amazon Music y Amazon Prime Video.

Amazon
Amazon

Amazon también tiene algunos detalles que se podrían mejorar y sin duda es mejor conocerlos para no acabar sufriéndolos. En este artículo te vamos a hablar de esas cosas que tiene Amazon y que mejor será tenerlas presentes cuando hagamos la compra.

Aquí tenéis las 6 cosas de las que no deberíamos confiar al 100% en Amazon.

Las opiniones de los usuarios en los productos

En las tiendas externas que venden en Amazon hay una gran cantidad de opiniones que no son verdaderas. Estas tiendas suelen regalar sus productos a usuarios a cambio de que dejen una buena crítica con cinco estrellas. De esta forma ese producto se posicionará mejor y con ello la tienda venderá más.

Este tipo de comentarios incentivados está prohibido por Amazon, pero hay que reconocer que le resulta muy complicado descubrir a los impostores por lo que hay miles de productos que se posicionan arriba gracias a estas malas prácticas.

Ya sabéis, no os fiéis de productos con muchas estrellas donde los comentarios sean muy buenos.

En este artículo os ayudamos a saber distinguir estas opiniones falsas de las que mejor no os fieis.

Si por otro lado queréis recibir productos gratis a cambio de opiniones podéis leer este artículo donde os damos todos los pasos a seguir para practicar este curioso trabajo incentivado.

Productos que valen 0 euros

Hay ciertos productos que valen 0 euros o unos céntimos. En realidad Amazon ni ninguna tienda regala nada, por lo que ese producto suele tener trampa.

Lo normal es que si un producto sale a un precio tan bajo es que después os cobren mucho en los portes. Incluso en muchos casos, si compráis varios productos a 0 euros, se os cobrará un porte por cada unidad, por lo que al final la factura subirá exageradamente.

Compara bien los precios

Para hacer cualquier compra debes comparar muy bien los precios, ya no solo con otras tiendas físicas o por Internet, si no en la propia Amazon. Un mismo producto puede aparecer a la venta desde distintas tiendas y precios

Por poner un ejemplo. Podéis buscar un televisor cualquiera en Amazon y seguro que en la ficha del producto aparece un botón que nos indica que lo podemos comprar nuevo a otros precios. Pinchamos ahí y nos lleva a un listado de tiendas que venden ese televisor en Amazon. Como se puede comprobar hay precios para todos los gustos. Lo mejor es escoger el más barato y que la tienda tenga una buena puntuación.

Se puede dar el caso incluso de tiendas que multiplican el precio de un producto por dos o tres esperando que alguien lo compre sin saber que lo pueden obtener más barato.

Móviles por 150 euros
Móviles por 150 euros

Las descripciones de los productos pueden ser erróneas

No es algo que pase mucho pero algunas descripciones de los productos que vemos en Amazon pueden tener errores, indicando características que no se cumplen.

Si tenemos alguna duda lo mejor intentar buscar las especificaciones que nos interesen en la web del vendedor para luego no llevarnos una sorpresa.

Este problema suele aparecer en productos tecnológicos, donde se informa de cierta característica que por una u otra razón aparece con información errónea.

Debemos saber también que si recibimos un producto con unas características distintas a las que pone la ficha podemos devolverlo sin problemas, haciéndose cargo Amazon de todos los gastos.

Plancha Bosch
Plancha Bosch

Las ofertas no son tan grandes como se indican

Cuando vemos que hay una oferta en un producto y que este está al 50% de descuento, debemos saber que esa rebaja suele ser con respecto al PVPr, osea, al precio de venta recomendado por el fabricante. Lo cierto es que la mayor parte de productos se venden más barato que ese precio durante todo el año, por lo que la rebaja nunca será tan grande.

En todo lo que son juguetes, informática, tecnología, televisores, etc. el precio recomendado no suele respetarse, aunque se toma como referencia a la hora de decir cuanto está rebajado un producto.

Por poner un ejemplo, podemos volver a hablar de televisores, cuando el fabricante dice que se recomienda su venta a 1000 euros de un modelo y en Amazon podemos encontrarlo a 600 euros todo el año. Este modelo si se pone en oferta a 500 euros, nos dirán que se ha rebajado un 50% con respecto a los 1000 euros, cuando en realidad la rebaja ha sido mucho menor.

Comprar un producto a un precio y cuando lo recibamos lo veamos rebajado

Algo que molesta mucho a cualquier comprador es comprar un día un producto y al poco tiempo ver como se rebaja de precio, no pudiendo aprovechar de la oferta.

En Amazon suele pasar en multitud de ocasiones, debido principalmente a que se hacen cambios de precio cada día en infinidad de productos.

Si lo que compramos sube de precio no pasa nada, pero si baja además del cabreo podemos ir a nuestra cuenta de Amazon pedir al servicio postventa de Amazon que se nos haga la rebaja que hay actualmente en la tienda.

También podemos hacer una devolución de nuestra compra si la cantidad rebajada así lo merece. Luego compramos el producto en oferta y problema solucionado.

¿Y cual es tu opinión? Deja tu respuesta.

Escribe tu comentario.
Escribe aquí tu nombre