La Hasselblad H6D-400C MS no es una cámara enfocada a cualquier usuario, es en realidad una cámara enfocada al sector profesional y seguramente a aquellos sectores que requieren una calidad de detalle inmensa. Lo mismo podría valer para hacer fotos de obras de arte donde se busca todo el detalle posible, como para quien sabe, fotos en el espacio.

Cámara Hasselblad de 400 mpx
Cámara Hasselblad de 400 mpx

Y es que la Hasselblad H6D-400C MS tiene nada más y nada menos que 400 megapixeles, que dejan nuestros 10 o 12 megapixeles de los móviles a una división aparte.

Características

La resolución que puede alcanzar cada foto es de 23200 x 17400 pixeles, que sin duda es abrumadora y más cuando cada foto llega a pesar 2,4 gigas. Como podemos imaginar, la portabilidad con ella es algo casi imposible, más cuando necesita tener un ordenador a su lado a la hora de hacer fotos a esta resolución.

La calidad de las fotos podemos decir que es inmejorable y a ello no solo contribuyen los 400 megapixeles, si no también el rango ISO de 64 a 12800. Todo en ella es bueno, más que bueno, genial, salvo una cosa, su precio que no está al alcance de todos y es que 48.000 dólares no es un precio asequible. Pero bueno, como ya dijimos antes, es una cámara más enfocada al sector profesional, aunque es interesante conocerla para saber que nos podremos encontrar en un futuro para el sector doméstico.

A mayores de estas virtudes también viene con un puerto USB tipo C, ranuras CFast 2.0 y SD, wifi y una pantalla de 3 pulgadas con la que se puede controlar todos los aspectos de la cámara.

Su diseño no es muy bonito, pero lo que importa es como trabaja y eso lo hace mejor que nadie.

Si la quieres comprar tendrás que esperar hasta el mes de marzo que es cuando saldrá a la venta.

Imágenes de la Hasselblad H6D 400C MS

Estás son algunas de las imágenes de esta gran cámara de fotos.

Hasselblad H6D-400C MS
Hasselblad H6D-400C MS
Hasselblad
Hasselblad

Cámara Hasselblad

¿Y cual es tu opinión? Deja tu respuesta.

Escribe tu comentario.
Escribe aquí tu nombre