La caída de ventas se veía venir cuando hace unos días Estados Unidos vetó a Huawei prohibiéndole el acceso a la tecnología estadounidense. El no poder instalar Android y tampoco tecnología de compañías de los EEUU ha conseguido que los usuarios duden a la hora de comprar cualquier dispositivo de Huawei y prefieran confiar en marcas como Samsung y Xiaomi, los grandes beneficiados de esta guerra.

Pablo Wang
Pablo Wang

Según el CEO de la división de consumo en España de Huawei, Pablo Wang, la caída de ventas ronda el 30% en España. Además también ha informado que aunque la bajada es generalizada desde la semana pasada cuando se dió a conocer el veto, esta semana se ha recuperado el ritmo en algunas zonas con respecto a las cifras anteriores al veto.

De todas formas el futuro de Huawei sigue en el aire, aunque probablemente en cualquier momento se encuentre una solución que deje contentas a las dos partes. A día de hoy Huawei tiene una moratoria de 90 días para poder seguir usando los servicios de Google y pasados esos días si no se ha llegado a un acuerdo tendrá que empezar a sustituir Android por su nuevo sistema operativo que recibirá el nombre probablemente de Ark OS.

Pablo Wang ha querido tranquilizar a los clientes de Huawei indicando que todo seguirá funcionando con total normalidad y que no deben preocuparse.

Esta bajada de ventas coincide además en un momento que Huawei estaba cerca de alcanzar y seguramente superar a Samsung para colocarse en el puesto de número uno mundial de ventas de móviles. Parece que tendrá que esperar un poco más para alzarse con ese puesto, siempre y cuando, Donald Trump lo permita.

¿Y cual es tu opinión? Deja tu respuesta.

Escribe tu comentario.
Escribe aquí tu nombre