La apuesta por los automóviles eléctricos sigue sumando cartas, la última la pickup de Nikola Motors que promete una autonomía de casi 1.000 kilómetros. La firma estadounidense con sede en Phoenix, Nikola Motor Company, ya es conocida por su fabricación de camiones híbridos.

Pickup de Nikola Motors
Pickup de Nikola Motors

Y es precisamente la inclusión de la tecnología que usan en los camiones, lo que permite a la pickup llegar a las 600 millas de autonomía (casi 1000 km), con una aceleración de 0 a 100 en menos de tres segundos. Esto se consigue gracias a la pila de combustible de hidrógeno que incluye y que se combina con la batería eléctrica. El funcionamiento es muy simple, tiene un tanque de hidrógeno recargable que se encarga de alimentar el motor al convertir el hidrógeno en electricidad. A pesar de esto, el coche incluirá una batería auxiliar con capacidad para encender el coche por si sola, sin problema.

En el caso de que solo se use la batería, la autonomía se reduce prácticamente a la mitad y la capacidad de aceleración otro tanto de lo mismo. Por ahora se trata tan solo de un proyecto, un concepto para el que no hay fecha de producción y mucho menos de venta.

A la falta de infraestructura que hay que hacer frente para poder alimentar los coches eléctricos, ya no hablemos de hidrógeno. Ahora comienzan a verse estaciones de servicio que tienen suministro para coches eléctricos, lo del hidrógeno es aún un camino que tiene que comenzar a hacerse. En EEUU la propia compañía Nikola, pretende fabricar estaciones de servicio de hidrógeno.

De momento en el horizonte más cercano está la fabricación de Nikola Tre, el primer camión eléctrico de fabricación europea. La alianza que han firmado con la italiana IVECO, ayudará a impulsar el uso de camiones eléctricos en Europa.

¿Y cual es tu opinión? Deja tu respuesta.

Escribe tu comentario.
Escribe aquí tu nombre