¡No tengo nada que ponerme! cuántas veces habrás dicho y escuchado esta frase. Pero ¿Realmente sabemos lo que esconde nuestro armario? ¿Hacemos un consumo responsable de lo que nos vestimos? Pues según un estudio publicado recientemente, los españoles consumimos ropa de una manera nada responsable. Esto nos lleva a situaciones en las que llegamos a desconocer lo que realmente tenemos.

El estudio ha sido realizado también en otros países de Europa como Italia, Suecia o Francia. Encargado por AEG, fue realizado por la empresa Sondea y los datos deben invitarnos a reflexionar. El gasto medio de cada español en prendas de vestir se sitúa en torno a los 90 euros mensuales.

Ropa para comprar
Ropa para comprar

Un consumo muy por encima de lo aconsejable para la sostenibilidad del planeta, ya que en general no sabemos de que material está fabricada. En la ropa interior es en lo que se pone más cuidado en escoger un buen material, pero en general hasta un 80% de los encuestados dicen no fijarse en esta cuestión.

El valor medio del armario de un español se sitúa en torno a los 2500€, repartidos en más de 35 prendas. Algunas de ellas escondidas en algún lugar del que tardan años en salir.

A pesar de estos datos, el 70% repite look a menudo, llegando a alcanzar algunas prendas más de 10 años de antigüedad. En el otro extremo, prendas que no usamos más de tres veces de media.

¿Y cual es la prenda estrella en nuestros cajones? La camiseta. Y es que a veces es difícil resistirse a prendas que no son de mucho valor y nos sacan de más de un apuro. Los vaqueros ocupan el segundo puesto en el ranking de las mujeres, mientras que para los hombres la camisa es el segundo básico que más consumen.

Los demás países encuestados también le otorgan el reinado a la camiseta, salvo Italia, en donde el vaquero es la prenda más demandada. De los países encuestados tan solo Suecia dista un poco de las costumbres de consumo europeas, ya que el 55,40% de su población consume ropa una vez al año. Tan solo un 36% lo hace semanalmente.

El daño que estos datos producen a nuestros bolsillos es directamente proporcional al que le producimos al planeta. Estas cifras suponen un daño importante al medioambiente. Con una producción que se estima en torno a los 100.000 millones de prendas al año en todo el planeta, los perjuicios son evidentes. Una reflexión de la que todos debemos ser conscientes.

¿Y cual es tu opinión? Deja tu respuesta.

Escribe tu comentario.
Escribe aquí tu nombre