Nikon cierra en Asia una de sus fábricas de cámaras de fotos compactas

La compañía Nikon no está en sus mejores momentos y en parte la culpa la tienen los teléfonos móviles. Según la propia empresa, los smartphone tienen la culpa de la baja demanda de cámaras de fotos compactas.

Este bajo nivel de ventas ha llevado a Nikon a cerrar una de sus fábricas especializadas en cámaras compactas.

La verdad es que si lo pensamos bien, ya no tiene mucho sentido comprar una de estas cámaras digitales compactas que tanto éxito tuvieron en este inicio de siglo XXI. Hoy la gente prefiere usar la cámara que viene con su smartphone y no una compacta. La calidad que podemos obtener en un dispositivo móvil suele ser buena y en muchos casos excelente sin diferenciarse mucho de lo que podríamos hacer con una cámara de fotos. Incluso, tal y como avanza la tecnología no tardaremos mucho en poder hacer fotos perfectas con cualquier móvil incluso con poca luz. En este sentido, la mejora a la hora de hacer fotos con baja luminosidad esta siendo imparable y en no tardaremos mucho en poder hacer fotos perfectas.

Otra de las ventajas de los móviles para hacer fotos es la facilidad de uso, sin tener que hacer configuraciones engorrosas podemos sacar todo tipo de fotos. Además al tener conexión a Internet podemos hacer con las fotos de todo, desde enviarlas a nuestros amigos nada más hacerlas hasta modificarlas o hacer composiciones.

Nikon ahora que este mercado está en horas bajas y quizás no levante nunca, pondrá su punto de mira en las cámaras profesionales, un mercado en el que puede salir muy beneficiado. Tampoco sería descartable que gracias a sus conocimientos en el mundo de la fotografía e imagen ampliase su área de influencia a otros sectores del mercado.

Y tu ¿Comprarías una cámara de fotos compacta o te llega con la de tu móvil? ¿Ves sentido a comprar este tipo de cámaras?

Tags:

Sin comentarios

      Dejar comentario