Proyecto Yeti, el nuevo servicio de juegos de Google

Google ya esta pensando en meterse en el mundo de los videojuegos en principio con un nuevo servicio de streaming y posiblemente una videoconsola para poder sacar el mayor partido a este nuevo sistema.

En Internet nos podemos encontrar con otros servicios de streaming de videojuegos ya implantados como podría ser PlayStation Now de la todopoderosa Sony. Google quiere entrar en este mercado pero pero sin que el usuario tenga que gastarse el dinero en consolas o equipos caros. La idea, que recibe el nombre de Proyecto Yeti, en principio es que podamos jugar con un simple Chromecast que por unos 40 euros lo encontramos disponible en cualquier tienda de informática.

Juegos en primera persona

Juegos en primera persona

Por ahora poco se conoce de este nuevo servicio. Por lo que podemos imaginar es que los juegos no serán los típicos que podemos encontrar en los móviles ya que entonces sería algo parecido a lo que actualmente se puede hacer con la Play Store. Se espera que sean más trabajados e incluso podrían ser juegos Triple A, con grandes presupuestos y que puedan competir con otros de consolas y ordenadores.

Lo que si sabemos es que sería un servicio de suscripción que daría acceso a jugar directamente a juegos alojados en la nube con las ventajas que ello tiene al estilo de lo que hace Netflix con el cine y las series. Una simple conexión y un móvil llegaría para jugar a cualquier juego.

De todas maneras, Google estaría trabajando en su propia consola para usar en este nuevo Proyecto Yeti que vendría con mando exclusivo para facilitar el juego. Podría correr con Android aunque tampoco este punto ha sido confirmado, pero entra dentro de la lógica ya que daría además un fuerte espaldarazo a sistema operativo de Google en el mundo de los juegos.

No es un sector fácil al que quiere entrar Google, dominado por grandes con experiencia como Sony, Microsoft o Nintendo. Pero en peores sitios se ha metido la compañía y ha salido airosa, aunque también en ocasiones por la puerta de atrás.

Etiquetas:

Sin comentarios

      Dejar comentario