Según ha informado Margrethe Vestage, comisaria de competencia de la UE, ha informado sobre la multa que desde Bruselas se ha puesto a Qualcomm. En total la multa es de 997 millones de euros, lo que viene siendo un 5% del total de la facturación del año pasado de la compañía de procesadores.

El motivo de esta multa es sencillo y es que la compañía hacía pagos y descuentos para que Apple usara sus procesadores en los iPad y los iPhone. Todo empezó con un contrato que firmaron en el año 2011 y que fue renovado en el 2013. En dicho contrato había una cláusula que decía que en caso de que Apple decidiera usar procesadores que no fuesen de Qualcomm, esta podría dejar de pagar esas comisiones y hacer descuentos a los de Cupertino.

Qualcomm Snapdragon
Qualcomm Snapdragon

Con ello, Qualcomm quería una exclusividad ganada a base de talonario y acabar con la competencia, con lo que el menos beneficiado siempre es el comprador que no puede elegir lo que podría ser un mejor producto y más evolucionado, además de las perdidas que produce en la competencia.

Al final Apple dejó de usar los procesadores Qualcomm allá por el año 2016 con los que trabajó con la exclusiva que le pedía la hoy multada.

No hay datos sobre las cantidades que pagó en esos años Qualcomm a Apple, pero la cantidad es mucho más de lo que ha recibido de multa. Solo podemos decir que se habla de haber pagado miles de millones a Apple, por lo que aun siendo una gran multa, tampoco tiene porque hacerle mucho daño.

Ahora Apple tiene sus propios procesadores, de los que todos conocemos sus virtudes en móviles como el iPhone X.

¿Y cual es tu opinión? Deja tu respuesta.

Escribe tu comentario.
Escribe aquí tu nombre