¿Qué es el showrooming? Seguro que tu también lo has hecho alguna vez

Los hábitos del consumidor cambian con los tiempos y más cuando se habla de encontrar el mejor precio con la mejor de las calidades. Uno de los términos que ha nacido gracias a las compras por Internet es el showrooming, algo que así de primeras suena raro, pero que seguro todos los hemos practicado alguna vez, eso sí, la mayoría sin saber que eso que hacíamos tiene un nombre.

Definición de showrooming

El showrooming es ni más ni menos que ir de tiendas para ver, tocar y probar aquello que nos interese comprar, para luego al volver a casa buscarlo en Internet y comprarlo, aprovechando que se puede conseguir a unos precios más reducidos que en las tiendas físicas de toda la vida.

Esto es algo que se da mucho en moda, electrodomésticos, móviles y artículos de belleza entre otros sectores, donde es necesario tocar con las manos o ver el funcionamiento de un producto antes de comprar.

De compras

De compras

Razones para hacer showrooming

El showrooming tiene varias razones para existir, que son las siguientes:

  • El comprador necesita ver y tocar la mercancía antes de comprarla, algo que por Internet no puede hacer.
  • Los precios en la red suelen ser más baratos, por lo que si se encuentra algo interesante en un comercio físico en muchas ocasiones se suele mirar en Internet primero a ver si aparece una buena oferta.

Ejemplos

Por poner un ejemplo claro de showrooming es cuando queremos comprar un televisor. Lo normal es que este lo consigamos a precios mucho menores en Internet que en las tiendas o los hipermercados. Para ello lo mejor es ir de visita a una gran tienda de electrónica o hipermercado y ahí ver los televisores que tienen, comparar sus calidades de imagen y todo aquello que nos interese. Luego se anota o se le saca una foto a los que más nos hayan agradado junto a su modelo para luego desde buscar esa referencia en cualquier buscador y así poder comprarlo cómodamente desde casa y en la tienda que nos ofrezca la oferta más tentadora.

Lo mismo sucede con artículos de belleza, maquillaje y otros, que puede ser mejor probarlos antes en las tiendas, para luego sabiendo el que nos interese volver a casa para hacer nuestra compra online.

Problemas del showrooming

Seguramente para el comprador no tiene ningún problema esta acción de ver, probar y comprar desde casa, pero como siempre hay perdedores en todas las batallas y esta no podía ser menos. En este caso quien pierde claramente son los comercios físicos, que reciben visitas que no les dan ningún beneficio y además dan un trabajo extra al tener que complacer a clientes que no lo son.

Es como cuando alguien va a una tienda de ropa a probarse varias prendas, para luego hacer la compra en casa. El comercio de ropa pierda la venta, pero además tiene que dedicar tiempo a volver a colocar esas prendas en su sitio para que otra persona pueda comprarlas.

Etiquetas:

Sin comentarios

      Dejar comentario