Seguro que te has encontrado más de una vez con la palabra AMOLED al ver las especificaciones de la pantalla de un móvil o un televisor. En este artículo vamos a intentar dar una explicación sobre que son este tipo de pantallas y además dar las ventajas y desventajas que tiene este sistema para así saber si es el que más nos interesa para nuestras necesidades.

¿Qué es AMOLED?

Lo primero explicar que estamos ante las siglas de lo que en realidad es “Active Matrix Organic Light-Emitting Diode” o para que todos nos entendamos “Matriz Activa de Diodos Orgánicos Emisores de Luz”. Que también es cierto que poco más se entiende escrito en castellano que en inglés, por lo que mejor será explicar en que consiste el AMOLED.

Amoled
Amoled

Las pantallas AMOLED son aquellas que usan materiales orgánicos que al aplicarles electricidad emiten luz, mientras cuando no se les aplica, permanecen apagadas. Son capaces de mostrar unas imágenes más brillantes y de forma más eficiente que otro tipo de pantallas. Los negros son verdaderamente negros, al contrario que otros sistemas que pasan por tonos más o menos grises, según el color que tengan cerca.

Además son pantallas flexibles, con lo que se pueden doblar hasta cierto punto y conseguir con ello las pantallas curvas que tanto se han puesto de moda.

Ejemplos de móviles que usen pantallas AMOLED son:

  • Huawei P20 Pro
  • Huawei Mate 9 Pro
  • Nexus 6P
  • Google Pixel XL
  • Oppo R11S

¿Qué es Súper AMOLED?

El súper AMOLED es una variante de la AMOLED normal y se usa principalmente en dispositivos móviles o tabletas.

Una de las principales diferencias con la AMOLED es que mejora el brillo en pantalla, consume menos y refleja menos la luz, por lo que se puede ver mejor en días soleados.

Por poner varios ejemplos de móviles que usen Súper AMOLED podrían ser:

  • Samsung Galaxy S9
  • Samsung Galaxy S8
  • Samsung Galaxy S7
  • Huawei Mate 9
  • Honor Note 8

Ventajas de AMOLED

Vamos a analizar las ventajas que tienen las pantallas AMOLED, frente a otros tipo de pantalla actuales.

Una de las principales ventajas que tienen el AMOLED es que permite pantallas más finas, con lo que al final también se puede reducir el grosor de los dispositivos donde se instala y así tener móviles muy delgados.

El ahorro e energía es otra de sus virtudes y aquellas tablets o móviles que tienen este tipo de pantallas, ahorran bastante más en batería que instalando otras opciones.

Donde si se nota la calidad de imagen, es a la hora de mostrar los colores negros, que son más intensos sin tonos grises. También el contraste es una de las cosas que mejoran con el uso del AMOLED, consiguiendo un alto contraste y mejor calidad de imagen.

Desventajas de AMOLED

No todo son ventajas a la hora de usar pantallas AMOLED. También tiene sus pequeños o grandes inconvenientes que pasamos a analizar.

Uno de los principales inconvenientes es su precio, debido a que requiere de una alta tecnología para su fabricación, el precio de cada panel es alto en relación a otros paneles y en ocasiones no compensa pagar más por el beneficio obtenido.

En las pantallas AMOLED el brillo puede ser un problema, ya que es medio bajo y con ello a la luz del día en zonas con sol puede llegar a costar ver la pantalla. Algo solucionado en el Super AMOLED.

Aunque no es un problema del usuario, los paneles AMOLED son costosos de reciclar, por lo que no puede considerarse una tecnología muy limpia.

Su vida útil no es muy grande, estimándose que una pantalla AMOLED tiene una vida media de 15.000 horas, a diferencia por ejemplo de los paneles IPS que superan las 60.000 horas. La diferencia es clara. De todas formas, es un tiempo más que suficiente para la vida de un smartphone con mucho uso.

¿Y cual es tu opinión? Deja tu respuesta.

Escribe tu comentario.
Escribe aquí tu nombre