Una de las peores cosas que le puede pasar a un móvil es caerse al agua. Aunque ahora ya empiezan a salir algunos modelos que traen protección ante el agua, aun existe una gran mayoría que con la primera gota que entra ellos dejan de funcionar.

En este artículo te vamos a contar los pasos a seguir si tu móvil se moja por dentro y evitar que el problema vaya a más, estropeándose para siempre.

Móvil mojado en agua

Esperamos que nunca tengas que recurrir a esta guía, pero si es así, estos son los pasos que debes seguir cuando en tu móvil entra el agua.

Sácalo del agua lo más rápido que puedas

Nada más veas que tu móvil cae el agua, debes ser lo más rápido que puedas para sacarlo de ahí.

Cuanto antes lo saques será mejor. De esta forma evitaremos que entre más agua a su interior e incluso podremos evitar que le entre agua si tenemos la suerte de nuestra parte.

Apaga el móvil y quita la batería

Con mucha suerte no le habrá pasado nada, pero no suele ser así lo mejor es que lo apagues lo antes posible. No podemos arriesgarnos a que siga encendido y tenga algo de agua en su interior que aun no ha actuando destrozando algún circuito electrónico.

Dale al botón de apagado si está encendido, en caso de que no responda y esté apagado por la caída mejor no intentes apagarlo ya que podrías estar encendiéndolo de nuevo.

Después de asegurarnos que está apagado, lo que debemos hacer es quitar la batería. Por suerte para unas cosas o por desgracia para otras, la mayoría de los móviles actuales no permiten extraer la batería, por lo que nos debemos conformar con que este apagado sin más.

Si tienes un móvil que permita la extracción debes hacerlo con la mayor rapidez. Tener la batería conectada da la posibilidad de que la electricidad fluya por sus circuitos provocando malos mayores.

Separa el móvil en la mayor cantidad de partes posibles

Divide el móvil en todas las partes posibles. Quita tarjetas sim, de memoria y ranuras para poder limpiarlas y extraer el agua de forma más eficiente.

Las partes que no tengan circuitos eléctricos puedes limpiarlas más tarde con un paño que no suelte fibras y dejarlas aparte.

Succiona el agua que quede en el interior del móvil

Con un aspirador potente puedes aspirar todas las ranuras del móvil para sacar el agua que pueda tener en su interior. Si tienes un aparato para quitar el aire de las bolsas, puedes meter tu móvil y en una bolsa y dejarla al vacío con lo que saldrá la mayor parte del agua que tenga dentro.

Mete el móvil en un tarro con arroz

El arroz aquí será tu gran aliado. Debes llenar un recipiente grande con arroz. Luego metes el móvil dentro y cubres todas su partes con el arroz hasta que no se vea el móvil por ningún lado.

Durante un par de días debes dejar que el arroz actúe absorbiendo el agua del interior del móvil. No tengas prisa y espera el tiempo suficiente para dar tiempo a que no quede ni la más mínima humedad.

Móvil con arroz por humedad
Móvil con arroz por humedad

Conclusión

Ahora llega el momento de la verdad. Después del tiempo de reposo, solo nos queda coger el móvil otra vez y montarlo con todas las piezas que hemos separado.

Podemos buscar un amuleto de la buena suerte por si queremos tener a las fuerzas del bien de nuestra parte.

Si ya está todo colocado, solo nos queda encenderlo y que todo vaya bien.

Con suerte tendremos nuestro móvil en funcionamiento y el disgusto se convertirá en alegría.

En caso contrario y la suerte no esté de nuestra parte, el móvil no encenderá y tendremos que comprar un móvil nuevo. En este caso, lo sentimos, hemos hecho todo lo posible, pero no pudo ser.

¿Y cual es tu opinión? Deja tu respuesta.

Escribe tu comentario.
Escribe aquí tu nombre