Razones que pueden llevar a Whatsapp a suspender tu cuenta

Por si no te habías enterado, te informamos de que tu cuenta de Whatsapp no es inmortal. Y es que si decides descargarte la aplicación, estás aceptando cumplir las normas que ellos te imponen, si no te gustan siempre te quedará Telegram, por ejemplo.

Si a pesar de todo, decides pasarte las condiciones de uso por la peineta, atente a las consecuencias. Si te pillan, mala suerte, puede que te suspendan la cuenta y en el peor de los casos no podrás volver a descargarte la aplicación. Esto último no suele ser lo habitual, pero por norma general no suelen facilitar las cosas para que vuelva a estar a tu disposición.

Razones por las que pueden suspender tu cuenta de Whatsapp

Varios son los motivos que pueden causar que tu cuenta sea suspendida.

Uso de aplicaciones no oficiales: Hace tiempo este era el motivo de excelencia por el que la gente veía canceladas sus cuentas. Hoy en día ya no es tan común que la gente trate de “complementar” la aplicación con servicios no oficiales.

Whatsapp
Whatsapp

Bloqueo masivo de tu número: Si tu número es bloqueado por muchos usuarios al mismo tiempo, Whatsapp puede dar por hecho que has estado realizando conductas prohibidas. El envío masivo de spam, mensajes no apropiados en el estado, o incluso molestar a demasiadas personas pueden ser causa de suspensión.

Creación de un número de grupos muy elevado: Si en estos grupos además, incluyes a personas que no están entre tus contactos habrán levantado sospechas. En este caso al creer que puedes estar realizando spam, puedes sufrir un bloqueo temporal de la cuenta.

Mensajes a personas que no están entre tus contactos: No nos referimos a que por error saludes a una persona que no te tiene en la lista de contactos. Se trata de supuestos en los que de manera sistemática envías mensajes a un gran número de contactos que no te tienen. Si lo haces de manera reiterada, la suspensión en este caso puede llegar a ser definitiva.

La realización de spam de manera sistemática e indiscriminada. Si lo vas a hacer, cuídate de hacer que no lo parezca. Con un poco de suerte tus anuncios, vía whatsapp pasarán inadvertidos y no serán causa de sanción.

Envío de mensajes con contenido malicioso o incluso infectado con algún virus. El desconocimiento no exime de su cumplimiento, una vez más. Puede que tú seas una víctima más, pero las consecuencias recaen sobre tu terminal.

Y otra de las causas más sorprendentes es que te toca ser el sospechoso hacia el que whatsapp dirige su mirada. Entre que se decide entre declararte culpable o hacerte beneficiario de su perdón, lo sentimos: pero puede que te quedes sin tu cuenta por un tiempo más o menos razonable.

Si a pesar de todo, eres uno de los elegidos para decir adiós a tu cuenta, o si te lo mereces (que también puede ser) no desesperes, todavía estás a tiempo de recuperarla, o al menos intentarlo.

Whatsapp icono
Whatsapp icono

Como recuperar una cuenta suspendida de WhatsApp

Lo primero que debieras hacer, es ponerte en contacto con ellos. Envía un correo electrónico a support@whatsapp.com. Si consideras que todo atiende a un error o si no estás seguro de por qué ha sucedido, busca información sobre tu sanción. Por norma general suelen responder a las pocas horas. Si se trata de un error o no eres reincidente, será retirada la suspensión. En el caso de que no hayas tenido la cuenta fuera de servicio más de 72 horas, te enviarán los mensajes que te hayan enviado durante ese tiempo.

En el caso de que pasados los días no obtengas respuesta, no tendrás mucho que hacer. Puedes intentar de nuevo ponerte en contacto con ellos, pero si los días pasan y tras un segundo contacto fallido, no te dan solución quizás debas hacerte con otro número si quieres volver a usar la aplicación.

Aunque en ocasiones lo olvidamos, cada vez que descargamos una aplicación estamos firmando un contrato. Como en todo contrato, las normas existen para las dos partes, lo que ya no es tan común es que unos las pongan unilateralmente y la otra parte se limite a firmarlas. Un todo o nada, que en muchas ocasiones aceptamos sin ser conscientes de las consecuencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Ir arriba