EEUU no duda con amenazar la estabilidad de las relaciones diplomáticas que hasta el momento mantienen con Reino Unido. La razón: Huawei, que parece ser la cortina de humo sobre la que Trump trata de tapar sus cada vez más sonoras polémicas.

Donald Trump
Donald Trump

El pasado año el gobierno británico, daba luz verde para que las redes 5G de Huawei se desplegaran en su territorio. No era una carta blanca de acceso a todas sus infraestructuras, pero si a elementos no esenciales como la construcción de antenas.

EEUU desde entonces no ha dudado en mostrar su postura a todos aquellos que permitieran que la tecnología de Huawei atravesara sus fronteras. Europa no se quedó atrás y España tomo buena nota de estas “opiniones” del presidente americano. Para otros, no son más que amenazas que poco a poco van consiguiendo el objetivo de aislar a Huawei. Sin ir más lejos, en España Telefónica anunció que dejaría poco a poco de colaborar con ellos.

Ahora le toda a Reino Unido tomar una decisión al respecto, y es que el conmigo o contra mi de Trump sigue sumando episodios. En caso de no cumplir con sus “recomendaciones”, advierten que se verán obligados a cortar los lazos de inteligencia con los británicos.

Cabe señalar que a pesar de la posición beligerante que el gobierno de Trump tomó frente a Huawei, todavía no han sido capaces de mostrar ni una sola prueba que avale su postura.

Por otro lado Huawei ha vuelto a ser incluido en los acuerdos comerciales de la administración Trump. O eso, o quedarse fuera de la red 5G. Por el momento y aunque le pese a Trump, es imposible ofrecer este tipo de tecnología dejando al margen al fabricante chino.

De momento y a pesar de esta maniobra de despiste, EEUU sigue pidiendo a los demás países, gestos que pongan de manifiesto su conformidad con su política de veto a Huawei.

¿Y cual es tu opinión? Deja tu respuesta.

Escribe tu comentario.
Escribe aquí tu nombre