Dicen los sabios que somos lo que comemos. Lo que nos llevamos a la boca en cada uno de nuestros menús, afectará directamente en nuestra salud, nuestro aspecto e incluso en nuestro sentido del humor. Pero no solo de la comida depende nuestra salud y buen reflejo de ello es la nueva pirámide alimenticia.

Alimentos saludables
Alimentos saludables

Elaborada con el consenso de todas las sociedades científicas de atención primaria, ha sido presentada por La Sociedad Española de Nutrición Comunitaria. En un primer vistazo saltan a la vista notables diferencias.

Una de ellas es la base, que ya no está formada por alimentos, sino por hábitos de vida saludables. El usar técnicas de cocina saludable, hacer ejercicio físico a diario o beber de 4 a 6 vasos de agua al día, son la base para disfrutar de un cuerpo sano.

Por encima de estos hábitos llegan las legumbres tiernas y los cereales. Es aquí donde radica el otro cambio significativo: los expertos ya sólo mencionan los cereales integrales. Cereales que no suponen tan solo un aporte energético, como sucede con los cereales refinados, sino un significativo aporte nutricional. Las legumbres cobran más protagonismo que el que tenían hasta el momento. Con la nueva pirámide nutricional se recomienda su consumo a diario.

Por encima de los cereales llegan las frutas y verduras, sin olvidarnos de lo que muchos denominan el oro líquido de nuestra gastronomía y pilar de la dieta mediterránea: el aceite de oliva.

Tanto los cereales, como las frutas y verduras deben ser los protagonistas de nuestras comidas principales. Deberán estar presentes en todas y cada una de ellas.

Se desplaza el consumo de carnes rojas que se sitúan un peldaño por encima de los lácteos, el pescado, los frutos secos o los huevos. En cuanto a las carnes rojas, se aboga por un consumo ocasional. A pesar de esto, puntualizan que la calidad y propiedades nutricionales de estas carnes, están directamente relacionadas con la alimentación que ha tenido el animal durante su cría. Una buena alimentación va a repercutir en la composición de estas carnes.

En la cúspide de la pirámide sigue todo igual, alimentos como la bollería industrial o los precocinados deben ser de consumo ocasional y moderado.

Los suplementos y complementos dietéticos entran también en escena, aconsejándose que sea un profesional el que paute o no su consumo.

La nueva pirámide alimenticia ha llegado para quedarse. Sin duda, la mejor guía para llenar la cesta de la compra con alimentos que nos permitan disfrutar de una vida saludable y por lo tanto más feliz.

¿Y cual es tu opinión? Deja tu respuesta.

Escribe tu comentario.
Escribe aquí tu nombre