¿A quien no le gusta estar guapo? ¿Quién de los aquí presentes no desea tener una sonrisa que conquiste a todo el que nos observa? Unos dientes perfectamente alineados y con una blancura sin igual.

Conseguirlo no es difícil, si hacemos caso a los anuncios publicitarios que a diario nos topamos. Son muchos los productos blanqueadores que prometen dejar nuestros dientes cual perlas marinas. En casi todos, un ingrediente en común: Carbón activado.

Pasta dental
Pasta dental

El hecho de que sea un producto natural, ya parece dar a entender que tiene múltiples propiedades y ninguna contraindicación. Hay que decir, sin embargo, que como blanqueante dental aporta más riesgos que ventajas. Aunque puede ayudar a eliminar determinadas manchas provocadas por el tabaco o el café son en todo caso manchas superficiales. Lo cierto es que estamos ante un producto demasiado abrasivo para el esmalte dental, que puede acarrear consecuencias poco deseadas.

En formato de pasta de dientes o también en polvo, los fabricantes prometen bajar el tono del esmalte hasta la blancura total. Recomiendan además, el uso de este tipo de productos hasta en dos veces diarias, dando a entender que puede ser un sustitutivo de nuestro dentífrico habitual. Nada más lejos de la realidad. Un uso tan habitual y continuado del carbón activado puede provocar un desgaste del esmalte dental. Consecuencia de ello, enfermedades periodontales, que pueden acarrear la perdida de alguna pieza si no se ataja la enfermedad desde el principio.

El carbón activado, según profesionales consultados, es un producto demasiado fuerte para los dientes y por lo tanto no es recomendado su uso a diario. Su uso habitual no acabará con las manchas más incrustadas en nuestros dientes y mucho menos provocará que se conviertan en dientes blancos y sanos.

Una buena revisión dental cuando toca y unos cuidados diarios con los productos adecuados son los que nos ayudarán una boca sana. Si lo que pretendemos es tener una sonrisa perfectamente blanqueada lo mejor es ponerse en manos de un buen profesional.

¿Y cual es tu opinión? Deja tu respuesta.

Escribe tu comentario.
Escribe aquí tu nombre