Tu teléfono y el COVID-19 una alianza que puede resultar fatal para ti

A estas alturas de la película seguro que tienes el ritual claro, tus manos al igual que las de todo el mundo, sufren las consecuencias del mismo. Lavárselas con frecuencia, se ha convertido en una rutina diaria, muchas más si te ves obligado a salir a la calle.

Pero ¿Qué sucede con los objetos que llevamos a la calle con nosotros? Uno de estos objetos que nunca puede faltar es el teléfono. Además y al contrario de lo que sucede con las llaves, que es otro de los imprescindibles, solemos tenerlo en las manos con frecuencia mientras salimos. ¿Te has parado a pensar en la cantidad de gérmenes, virus y bacterias que puedes llevarte a casa en la pantalla de tu móvil?

Coronavirus
Coronavirus

Y ahora que ya empiezas a arrugar el entrecejo con cierta sensación de asco, te diremos que si, que el desgraciadamente popular coronavirus no es una excepción. Hasta un total de 72 horas puede sobrevivir el bichito tan campante por tu terminal. El plástico y el acero son dos materiales en los que el virus COVID-19 se encuentra especialmente cómodo y en los que puede llegar a mantenerse activo durante unos tres días.

El hecho de que toquemos el teléfono continuamente con las manos y nos lo acerquemos a la cara para hablar lo convierten en una potencial fuente de contagios.

Instrucciones para desinfectar tu teléfono móvil

Debes tener claras una serie de premisas para poder lavar tu teléfono móvil al tiempo que lo desinfectas, sin que por otra parte, la integridad del mismo esté en peligro.

Lo primero que debes hacer es apagarlo por completo y tenerlo desconectado de cualquier fuente eléctrica.

Al igual que sucede con nuestra manos, lo mejor para mantenerlo libre de patógenos es lavarlo con agua y jabón. Para ello nos ayudaremos de dos trapos con los que iremos frotando el terminal. Uno de ellos lo usaremos para frotarlo del agua con jabón y el otro para secarlo. No debemos empapar el trapo, ni tampoco presionar demasiado el teléfono a fin de evitar que cualquier tipo de humedad pueda filtrarse.

Las entradas de tarjetas, auriculares y demás ranuras de difícil acceso pueden ser limpiadas con un bastoncillo o un objeto fino recubierto con el paño. En estas zonas tendrás especial cuidado para que el agua no entre en ellas.

Alcohol, desinfectantes o incluso lejía están totalmente desaconsejados por los fabricantes ya que podrían causar daños irreparables en su funcionamiento.

Si todavía no le has dado una buena limpieza a tu teléfono quizás haya llegado el momento de hacerlo. Ahora ya no puedes esgrimir la excusa de que no sabes como hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Ir arriba