Lo importante para vender es que te vean. Eso al menos es lo que ha debido pensar Pepsi, que pronto comercializará su bebida energética bautizada como Adrenaline. Y si para que te vean tienes que poner tu anuncio en el espacio, pues lo haces y te quedas tan ancho. Dicho y hecho. Para tal hazaña ahí estaba una empresa rusa que ponía la tecnología necesaria al alcance de la marca de refrescos.

Pepsi
Pepsi

StartRocket, así es como se llama la empresa rusa que de momento se ha quedado sin el contrato con Pepsi. Y es que al final lo de ver el nombre de su bebida energética brillando por el firmamento no les ha convencido del todo.

Para proyectar estas imágenes, la empresa usa una serie de pequeños satélites, que formarían una constelación con el nombre de la bebida. Aunque la compañía reconoció haber hecho pruebas con el logo “Adrenaline GameChangers“, finalmente han desestimado seguir adelante con la arriesgada puesta en escena.

¿Como se consiguen estas imágenes? Pues con la ayuda del Rey Sol. Los nanosatélites se ayudarían de la luz del sol para emitir una imagen que se extendería a lo largo de una superficie de 50 kilómetros cuadrados. Las imágenes serían visibles con la puesta y la salida del sol. Al cabo de un año los satélites irían perdiendo altura y la imagen dejaría de emitirse.

La empresa rusa tiene su propio vídeo promocional en YouTube. Las críticas que recibe nos dan una idea de la acogida que tal invento tiene entre el público. Contaminación visual o basura espacial, son algunos de los argumentos esgrimidos para tachar la de idea poco acertada, cuando menos.

De momento nos alegramos de que Pepsi se haya echado atrás. Para brillo en el firmamento el de las estrellas, todo lo demás está de más.

Y mientras tanto la compañía rusa, promotora de esta “innovadora” forma de hacer publicidad, no desiste en su empeño de llevar luces artificiales al espacio. Está por ver si alguien les compra la idea.

¿Y cual es tu opinión? Deja tu respuesta.

Escribe tu comentario.
Escribe aquí tu nombre