En la actualidad el número uno mundial en número de móviles vendidos le pertenece a Samsung, mientras que la segunda posición se la lleva su gran rival Apple. En la tercera posición nos encontramos con la china Huawei, aunque en los meses de junio y julio estuvo de segundo en dos grandes meses de ventas para la compañía.

Huawei está poniendo todo de su parte para poder adelantar a sus dos directos rivales y convertirse en el fabricante número uno de este sector. Para ello han empezado con una agresiva política comercial donde pretenden diferenciarse de sus rivales en precio, diseño e incluso superarlos en calidad e innovación.

La calidad de sus productos es por lo menos tan buena como los de su competencia. Por ejemplo, su último lanzamiento el Huawei Mate 10 no tiene nada que envidiar al iPhone X y además el precio es de solo 699 euros, unos 450 euros más barato que el de Apple o 400 menos que el Samsung S8. La intención de Huawei es esa, los mejores móviles pero a un precio inferior a Samsung y Apple pero a su vez superior a otros rivales como Xiaomi, con unos diseños muy cuidados y la mejor de la tecnología.

Con ello Huawei quiere que los usuarios entiendan que sus móviles no son de gama media y si móviles de gama alta a un precio insuperable.

Estos precios serán gracias a una reducción de márgenes, que con el aumento de ventas serán ampliamente compensados.

En la actualidad Huawei tiene dos de sus terminales entre las diez más vendidas en España. Para ser más exactos, el segundo móvil más vendido en España es el Huawei P8 lite y el sexto más vendido es el P9 Lite.

Ya solo queda esperar y ver si consiguen ese primer puesto y si además consiguen que los usuarios salgan beneficiados por bajadas de precios de sus rivales mucho mejor.

¿Y cual es tu opinión? Deja tu respuesta.

Escribe tu comentario.
Escribe aquí tu nombre