Aprende a comprar plátanos en su punto óptimo

Elegir un plátano en el supermercado, es algo así como abrir una caja de bombones. Nunca sabes lo que va a haber dentro, el sabor nunca es el mismo, pudiendo parecer en ocasiones una fruta deliciosa y en otra no querrás volver a probarlo.

Con los plátanos sucede casi algo parecido, pasando a ser cuestión, casi de suerte que el color de la cáscara se corresponda con el estado del plátano en su interior. El largo periodo que transcurre desde que son recolectados hasta que llegan a nuestro frutero, hace que no siempre estén en las mejores condiciones; lo que su aspecto promete, en ocasiones queda tan solo en un pudo haber sido y no fue.

Plátanos
Plátanos

Todos nos dejamos llevar por el color exterior que tiene la fruta estrella de las Islas Canarias para escogerlo. Más verde, más amarillo o incluso marrón en función de si lo preferimos más o menos maduro. Lo que mucha gente no sabe es que en función del punto de maduración en el que se encuentren los plátanos, sus propiedades nutritivas serán unas u otras.

El plátano que está verde, es un plátano perfecto para la salud intestinal; rico en prebióticos, apenas tienen azúcar por lo que su sabor puede llegar a ser bastante amargo.

Cuando comienza a estar amarillo, pero sin dejar de estar verde, es una pieza rica en fibra. Mucho más fácil de digerir que el anterior, porque ya tienen menos almidón; es además rico en antioxidantes.

Plátano amarillo, y sin manchas marrones. Es un plátano con un alto contenido en fibra y antioxidantes, contienen prebióticos en forma de pectina que al mezclarse con el almidón originan butirato, muy recomendable para la buena salud intestinal.

Los plátanos más amarillos que empiezan a tener más manchas marrones tienen mucho contenido en azúcar en detrimento de los niveles de vitaminas y minerales. Los antioxidantes, sin embargo, están mucho más presenten que en fases anteriores.

Cuando el plátano está completamente maduro es cuando más azúcar y fibra aporta a nuestro organismo. Los antioxidantes además, abundan en niveles muy superiores a los presentes en otro punto de la fase madurativa.

Lo que queda claro es que ya sea más verde o más maduro el plátano es una fruta que siempre nos aporta beneficios a nuestra salud. Por aquí somos del club de los plátanos amarillos, ¿cual es vuestro punto de maduración favorito?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Ir arriba