Inteligencia artificial, ¿Qué es y para qué sirve?

Inteligencia artificial

La inteligencia humana ha deleitado a los científicos durante muchos años. Están buscando respuestas a las siguientes preguntas: ¿Cómo recopilamos información del medio ambiente? ¿Cómo los recordamos? ¿Cómo construimos nuestro conocimiento a partir de ellos? ¿Cómo los usamos para actuar y resolver problemas? ¿Cómo tomamos decisiones?

Conocer las respuestas a estas preguntas le permite construir una máquina que funciona como un ser humano. Las máquinas “inteligentes” pueden ayudar a las personas en su trabajo diario, hacernos la vida más fácil. Le permiten ahorrar tiempo y dinero. Estas máquinas “inteligentes” son precisamente inteligencia artificial (AI para abreviar). Es por eso que te presentare lo más importante que debes conocer acerca la inteligencia artificial: 

¿Qué es la inteligencia artificial?

Todo el mundo ha oído hablar de ella, pero ¿qué es exactamente la inteligencia artificial (o IA)? Por inteligencia artificial se refiere generalmente a la facultad, que posee cualquier entidad no humana, de realizar operaciones inteligentes, lo que requeriría una capacidad de cálculo, previsión, planificación característica de la inteligencia puramente humana. La versión más común de la IA en la actualidad es la de las computadoras que realizan tareas que normalmente requieren inteligencia humana.

Hay dos versiones de IA: IA “restringida”, es decir, la que usamos cada vez más en nuestra vida diaria (como motores de búsqueda, filtros de spam y robots de vacío) e IA “general” (o completamente desarrollada), que algún día podrá operar independientemente de los humanos. La IA restringida está diseñada para realizar una serie de tareas específicas con diferentes niveles de efectividad, incluido el reconocimiento facial y de voz, el reconocimiento de patrones y las capacidades de búsqueda. La inteligencia artificial general, por otro lado, sigue siendo un tema de ciencia ficción, pero como concepto es un componente importante de la historia de la inteligencia artificial.

Una breve historia de la inteligencia artificial

El concepto de inteligencia artificial nació de los mitos de los autómatas metálicos construidos por los dioses olímpicos de la antigua Grecia y recorre la historia de las máquinas informáticas que se remontan a antes de la revolución industrial. Sin embargo, la idea de la inteligencia artificial relacionada con la computadora se desarrolló gracias al padre de la informática moderna: Alan Turing.

Este informático, matemático, lógico y criptógrafo británico trabajó en el centro de Bletchley Park para decodificar las comunicaciones alemanas durante la Segunda Guerra Mundial. En 1950 publicó un artículo titulado ” Maquinaria e inteligencia informática “, proponiendo lo que se conocería como el “Test de Turing”: un criterio para determinar la diferencia entre un ser humano y una máquina a través de una serie de preguntas.

Robot Morta

El término actual “inteligencia artificial” se utilizó por primera vez en relación con las computadoras en la década de 1950, acuñado por el pionero informático estadounidense John McCarthy. Desde entonces, la evolución de las computadoras ha ido de la mano del desarrollo de la IA, y se han creado máquinas y software capaces de realizar operaciones “inteligentes” cada vez más complejas.

Ejemplos de inteligencia artificial

Con la expansión del mundo digital, el desarrollo de aplicaciones basadas en inteligencia artificial se ha disparado en los últimos años y se ha extendido a casi todas las áreas de la economía. Pronto será más fácil enumerar lo que no implican las tecnologías basadas en la inteligencia artificial en lugar de al revés. A continuación, se muestran algunos ejemplos de aplicaciones de la inteligencia artificial en la actualidad:

Coche autónomo

Aunque todavía no es la norma, los coches autónomos pronto serán inevitables. Ellos poblarán nuestras calles y probablemente se convertirán en el principal medio de transporte para las personas. Estos vehículos, que utilizan IA para detectar su entorno y evitar accidentes y obstáculos, no son tan diferentes de los aviones comerciales, que en su mayoría vuelan en modo de piloto automático con instrumentación autoajustable.

Aplicaciones de idiomas: traducción automática, reconocimiento de voz

La inteligencia artificial es capaz de traducir de un idioma a otro e interpretar un discurso con creciente naturalidad y fluidez. Todo esto, combinado con aplicaciones de IA capaces de manejar grandes cantidades de datos, ha permitido el desarrollo de innovaciones como los asistentes digitales Siri, Alexa y sus competidores.

Reconocimiento de patrones en diferentes contextos

La capacidad de las computadoras no solo para procesar grandes volúmenes de datos para fines específicos, sino también para calibrar los matices del uso del lenguaje y aprender de los errores (ver más abajo) permite que la IA use la interpretación de datos para obtener mejores resultados en todas las áreas, desde aplicaciones comerciales generales y atención al cliente, el diagnóstico de cáncer, el algorítmico del comercio financiero y el clima.

Robótica e Internet de las cosas 

La robótica y la inteligencia artificial alimentan el desarrollo de máquinas capaces de reemplazar a los trabajadores para tareas específicas en sectores que van desde la fabricación compleja, pasando por la microcirugía y la acción militar. La IA también hace que los sensores de los dispositivos sean inteligentes en la categoría de Internet de las cosas: el cepillo de dientes equipado con sensores no solo detecta información sobre cómo nos cepillamos, sino que también nos dice cómo hacerlo mejor.

Ventajas de la inteligencia artificial: tecnologías inteligentes a nuestro lado

Quizás pienses que no has tenido la oportunidad de presenciar muchas veces la IA sin embargo te digo que hasta en películas de ciencia ficción / fantasía (como Terminator) implican la presencia de robots humanoides asesinos u otras situaciones desagradables, la tecnología de IA tiene como objetivo principal hacer nuestra vida diaria más fácil. Estos son algunos de los beneficios clave de las aplicaciones de inteligencia artificial:

  • Ir a donde los humanos no pueden: hay lugares de trabajo que son tóxicos o peligrosos para los humanos, y la tecnología de IA puede llegar hasta nosotros. Desde laboratorios hasta minas, pasando por fosas oceánicas y planetas, la robótica de IA puede encargarse de trabajos que no se consideran seguros para los humanos.
  • Exactitud y precisión ante situaciones o datos complejos: un médico no puede leer todos los artículos de investigación publicados hasta ahora, pero un software cognitivo teóricamente inteligente sí puede. Idealmente, una carretera llena de vehículos autónomos podría poner fin a los accidentes de tráfico. La IA puede traspasar los límites de la atención humana, dictada por el miedo, las distracciones y las reacciones emocionales, y tomar decisiones rápidas basadas en hechos concretos en una avalancha de situaciones, dejando a los humanos tiempo para lidiar con operaciones menos predecibles que involucran matices no sistematizables y la intervención de emociones. inteligencia.
  • Realizar tareas repetitivas: aunque el hecho de que los trabajadores humanos puedan ser reemplazados por robots genera cierta ansiedad, la IA nos permite deshacernos de tareas aburridas, predecibles y repetitivas. Las máquinas no necesitan tomar descansos y, tanto en situaciones simples como complejas, son menos propensas a errores.
  • Simplificando la vida cotidiana: más allá de sus objetivos más ambiciosos, la IA proporciona una serie de soluciones simples para la vida cotidiana: termostatos inteligentes que aprenden las necesidades de calefacción y refrigeración y crean un entorno perfecto para el hogar, aplicaciones que trazan rutas en las ciudades según los horarios de transporte, también. como una mejor gestión de la relación con el cliente, marketing y ventas en los más diversos sectores, desde el retail online hasta la maquinaria industrial. 
Procesadores AMD
Procesadores AMD

Aprendizaje automático vs inteligencia artificial

Una cosa es programar la inteligencia artificial para realizar una operación predecible, y otra muy distinta es que los robots o el software se vuelvan más inteligentes con el tiempo. Aunque estos son dos términos estrechamente relacionados, ” aprendizaje automático ” no es sinónimo de inteligencia artificial. AI es un término genérico que define todos los casos en los que una máquina puede funcionar de forma inteligente.

La clave para el desarrollo de la tecnología de aprendizaje automático, por otro lado, ha sido enseñar a las computadoras a aprender por sí mismas. Con el aprendizaje automático, el software puede ir más allá de la ejecución de operaciones inteligentes y aprender de sus errores y éxitos utilizando algoritmos, datos y experiencia acumulados. Gracias al aprendizaje automático, la IA se vuelve más inteligente y menos propensa a errores a medida que se utiliza.

El uso de redes neuronales artificiales (ANN) que permiten a las computadoras categorizar información de una manera similar a la del cerebro humano ha introducido una forma más desarrollada de aprendizaje automático llamada ” aprendizaje profundo ” , que tiene como objetivo resolver problemas cada vez más complejos. Las aplicaciones de la tecnología de aprendizaje automático ya se están utilizando en diferentes contextos: desde la consultoría financiera, pasando por la atención médica, pasando por los autos autónomos antes mencionados, que escanean el entorno circundante y mejoran la capacidad de detectar objetos a lo largo del tiempo.

El impacto de la inteligencia artificial en nuestras vidas y su papel en nuestro futuro

La inteligencia artificial ya tiene un gran impacto en nuestras vidas: alimenta nuestros dispositivos inteligentes, nos ayuda a comprar (en línea y fuera de línea) e investigar, y ayuda a los médicos a diagnosticar. ¿Pero cómo llegas aquí? Para obtener una imagen completa, analizamos la historia, los beneficios, los conceptos clave y las proyecciones futuras del uso de la IA. Aquí está nuestro viaje para descubrir la inteligencia artificial, desde los primeros conocimientos de Alan Turing hasta los desarrollos más recientes en aprendizaje automático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Ir arriba