Tostadora, cafetera, microondas, palomitera, robot de cocina, batidora, olla de cocción lenta ….  así podríamos seguir hasta enumerar un sinfín de pequeños electrodomésticos que nos hacen la vida más fácil o más difícil. Todo depende del uso que le des a estos aparatejos.

Con esta lista en la mano, te hacemos una propuesta. Hazte con una panificadora. ¿Qué no sabes lo que es?  ¿Has oído hablar de ellas pero no acaban de convencerte? ¿Cual es el modelo de panificadora que debo elegir? ¿Necesito muchos accesorios?

Tranquilo todo el mundo, a continuación podéis ver una pequeña guía que responde a todas estas cuestiones.

¿Qué es una panificadora?

La panificadora es un pequeño electrodoméstico, que te permitirá hacer tu propio pan. Unirte al club de los “panarras”, término con el que se autodenominan los que se animan a hacer su propio pan, será posible.

Panificadoras
Panificadoras

De tamaño más o menos pequeño consta de una cubeta en la que se realiza en primer lugar el amasado. En la misma cubeta es donde tiene lugar la fermentación y la posterior cocción.

Su nombre no debe llevarte a engaño, además de hacer pan, podrás hacer otras recetas como mermeladas, bizcochos o incluso tortilla de patata. En los diversos grupos de Facebook o en los recetarios que podrás encontrar te explican paso a paso como hacerlos.

Dependiendo de cada modelo dispondrás de más o menos programas de funcionamiento. Cada uno de ellos para realizar diferentes tipos de panes: pan de molde, con semillas, de leche… las opciones son tantas como logre alcanzar tu imaginación.

Preguntas que debes hacerte antes de comprarla.

Antes de comprar cualquier nuevo electrodoméstico debemos pararnos a pensar si realmente lo vamos a usar. Hoy en día, el tamaño de las cocinas no permite tener muchos electrodomésticos, máxime si el uso que le vamos a dar es mínimo o nulo.

No te dejes llevar por las modas del momento, o por impulsos y hazte las siguientes preguntas.

  • ¿Consumís pan de manera habitual?
  • ¿Te gusta el pan que compras? ¿Cumple con los estándares de calidad que exiges?
  • ¿Disfrutas con el pan recién hecho?
  • ¿Te apetece disfrutar de diferentes tipos de pan?
  • ¿Quieres ahorrar en un alimento que compras todos los días?
  • ¿Deseas controlar la cantidad de sal o azúcar que consumes en el pan?

Con la respuesta que vayas dando a cada una de estas preguntas ya tendrás una pista sobre la conveniencia o no de comprarla.

Lo que está claro es que llegar a cada del trabajo o levantarse por la mañana y poder disfrutar de un pan caliente, no tiene precio. A esto añades que sabes que usas los mejores ingredientes y obtienes pan sin ningún tipo de aditivo innecesario.

Pan hecho en casa con una panificadora
Pan hecho en casa con una panificadora

Características de la panificadora a tener en cuenta

En el mercado podrás encontrar multitud de modelos que varian en precio y por su puesto en prestaciones. Te enumeramos las características que a nuestro juicio debes observar a la hora de decidirte por uno u otro modelo.

  • Precio: Entre las diferente propuestas comerciales que te encontrarás puedes ver modelos que van desde los 50€ aproximadamente, a otros que rondan los 200€. Naturalmente las prestaciones de unas y otras van a variar sustancialmente.
  • Programas disponibles: A más programas, más recetas podrás hacer. Si te gusta tener diferentes opciones y quieres disfrutar de diferentes tipos de pan, un modelo que tenga diferentes programas es tu mejor elección. Si por el contrario eres un fan incondicional de la receta que te pasó tu vecina del primero, no te compliques.
  • Espacio que ocupa: Aunque más o menos todos los modelos suelen tener el mismo tamaño, existen notables diferencias entre unos u otros.
  • Tenga o no temporizador. Si tu vida diaria no te permite estar pendiente del pan deja que funciones ella misma cuando tú se lo indiques. Mientras duermes o estás en el trabajo, ella hace el pan para toda la familia.
  • Consumo eléctrico, desde luego un dato a tener en cuenta sobre todo si la vamos a usar mucho.
  • Tamaño del pan, existen modelos que permiten hacer panes de hasta 1,5 kg y otras que no llegan al kilo. En función de los que seamos en la familia nos convendrá una u otra opción.
  • Aunque no te será difícil hacerte con uno siempre está bien que incluya un recetario para ponerte al día.

Ventajas de las panificadoras

En nuestra casa la panificadora llegó sin esperárnoslo, lo cierto es que cuando nos casamos no llegamos ni a imaginar por un momento que mi tía tendría tal detalle. Cuando la sacamos de la caja no sabíamos ni de su existencia, pero pronto le cogimos el truco y a día de hoy le seguimos sacando el máximo partido.

Entre las ventajas que le encontramos:

  • Comes un pan de calidad. Para nosotros, sin duda, esta es la gran ventaja de este electrodoméstico. Tratamos de comprar harinas de calidad que nos permiten ofrecer al resto de la familia un pan insuperable.
  • Las opciones de cocinado son infinitas, panes integrales, con semillas, dulces, masa para pizza, mermeladas e incluso una tarta de queso que quedó de escándalo.
  • Ahorro, si compras harina a granel al final acaba saliendo más económico que la barra de pan a diario. En nuestro caso al tener un celíaco en casa ese ahorro fue mucho mayor. Las opciones además son mucho más amplias a la hora de hacerle pan que las que nos ofrece el mercado.
  • En nuestro caso, contamos con un pan de programa rápido que nos permite tener siempre el pan listo en poco tiempo.
  • Existen multitud de recetarios y grupos en facebook que te resuelven cualquier duda. El club de los panarras es de los más majos que nos hemos encontrado.

Desventajas

Aunque pocas, alguna tiene y está bien contar con ellas.

  • Es un electrodoméstico al que cuesta cogerle el truquillo. Antes de conseguir nuestro primer pan tuvimos tres intentos fallidos. Variaciones en las cantidades, la levadura incorrecta o no saber programar bien dieron como resultado algo que no podía llamarse pan.
  • Ocupa más espacio del que nos gustaría. No es un electrodoméstico de los más pequeños, por lo que debes buscarle espacio antes de comprarlo.
  • Si quieres una buena máquina has de gastarte un poco más de dinero. Algo que por otra parte sucede con cualquier electrodoméstico.
  • Una vez cogido el truco el nuevo juguete culinario me llevó a engordar dos kilos. Y es que tener pan recién hecho es una tentación difícil de controlar.

Accesorios para la panificadora

Generalmente las panificadoras no suelen traer accesorios incluídos. Otros modelos si traen por ejemplo además de un recetario todo lo necesario para medir las cantidades de las recetas.

Uno de los complementos más demandados es el molde para hacer barras de pan. Es una bandeja que se introduce en la panificadora y que te dará unas barras de pan que ni la mejor panadería francesa de París.

Las palas de amasado también suelen ser de los accesorios más demandados. Bien porque se deterioran o porque se pierden es importante saber si en el modelo que escoges las puedes encontrar con facilidad.

Cubeta de repuesto, aunque si hacemos un buen uso puede durarnos mucho, puede que necesitemos una de repuesto.

Panera para conservar el pan una vez hecho. Si consigues no comértelo en un día, necesitarás un recipiente que garantice su frescura.

Panificadoras más vendidas

En el siguiente listado te damos a conocer cuales son los modelos que encuentran mayor acogida en el mercado. Modelos de todos los precios y con diferentes características para que puedas escoger la que mejor se adapta a tus necesidades.

125,00€
164,99
in stock
21 Nuevo Desde 125,00€
Amazon.es
Envío gratuito
76,00€
79,90
in stock
11 Nuevo Desde 76,00€
1 Usado Desde 44,89€
Amazon.es
Envío gratuito
172,34
out of stock
Amazon.es
Envío gratuito
165,89€
out of stock
4 Nuevo Desde 165,89€
1 Usado Desde 129,00€
Amazon.es
Envío gratuito
Última actualización: 07/12/2018 19:21

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario.
Escribe aquí tu nombre