Poco imaginaba la cantante SZA, nominada a los Grammy en 2017, que su visita a una tienda de Sephora acabaría con el cierre de sus tiendas durante un día. Según ella misma denunció en su cuenta de Twitter durante una de sus visitas a uno de sus establecimientos, la empleada decidió llamar al personal de seguridad para asegurarse de que no estaba robando.

SZA
SZA

Un hecho que puso de manifiesto según ella, el racismo imperante en la sociedad americana actual con la gente negra. Tas su tuit, Sephora le contestó a través de la red social que ella era parte de la familia de Sephora y trabajarían para que todos los miembros de la comunidad se sintieran incluidos y bienvenidos en sus tiendas.

Como primera medida la empresa ha decidido cerrar todas sus tiendas durante este miércoles para impartir a todos sus empleados, lo que han denominado como “talleres de inclusión“.

Con más de 400 tiendas en los EEUU, también sus centros de distribución y sus oficinas recibirán estos cursos. Tras anunciar esta medida, la empresa a través de su página web, manifestó que no pararían de construir una comunidad donde la diversidad es esperada y la libertad de expresión honrada.

Las reacciones en Internet al incidente de la cantante no se hicieron esperar. Esto se tradujo en un incremento de las búsquedas en Google relacionadas con Sephora. Los usuarios de las redes criticaron duramente el comportamiento de la empleada y condenaron este tipo de conductas.

No es la primera vez que un hecho de estas características salpica a una compañía en EEUU. El año pasado dos personas negras fueron arrestadas en un establecimiento de Starbucks cuando esperaban a un amigo. Tras el incidente la cadena también cerró sus establecimientos para realizar unos cursos anti-racistas entre sus empleados.

Una pena que a día de hoy todavía tengamos que seguir leyendo este tipo de cosas.

¿Y cual es tu opinión? Deja tu respuesta.

Escribe tu comentario.
Escribe aquí tu nombre