El pasado año, se anunciaba por parte de la CNMC, el establecimiento de nuevas tarifas de electricidad para los usuarios. Unas tarifas que tenían en cuenta ya no solo horario en que se realizaba el consumo, sino también del territorio en donde se realizaba.

A pesar de que las previsiones establecidas, fijaban la puesta en marcha de este nuevo sistema de facturación el pasado 1 de enero, a día de hoy todavía no ha sido posible.

Enchufe en la pared
Enchufe en la pared

Esta modificación supondría un claro beneficio para los consumidores, que pagarían realmente por lo que consumen y no por lo que se presume que consumen, como sucede en la actualidad.

La principal novedad propuesta por la CNMC es la creación de varios tramos horarios, con diferente coste cada uno de ellos.

Precios de los nuevos tramos horarios de la luz

El tramo más barato para la mayor parte de los usuarios, será los días festivos, el fin de semana, las 24 horas del día y los días laborables entre las 00h y las 8h. Es lo que se llamará el periodo de facturación valle.

El consumo que se realice de lunes a viernes, entre las 8 y las 24 horas, se encuadra dentro del periodo denominado punta.

Dentro de estas tarifas se encuentran las instalaciones de menos de 15 kilovatios, que vienen siendo las que hay en casi todos los hogares. De las seis tarifas actuales para estas instalaciones, se pasa a una única tarifa denominada 2.0 TD. Es por tanto la modificación más significativa porque afectará a la practica totalidad de los españoles.

Dentro de estas franjas horarias, además, un mismo usuario puede tener dos potencias distintas contratadas. El propio usuario será quien regule su gasto si ajusta bien sus tarifas. En el caso de que se pase de la potencia contratada, se le cobrará un suplemento a mayores. Algo así como los datos del teléfono, si te pasas lo que navegues a mayores te saldrá más caro.

También se va a tener en cuenta si el consumo se realiza en la península, en las islas o en las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla. Cada una de ellas tiene diferentes temporadas en el calendario. De esta forma el coste de poner la lavadora se calculará teniendo en cuenta, el día, la hora y el lugar en el que vivas.

Como hemos dicho, todos estos cambios, pensados para reducir las facturas de los particulares, estaba previsto que entraran en vigor el día 1. De momento esto no se ha hecho efectivo. La CNMC trasladó al Consejo de Estado la redacción del proyecto que habría de ser trasladada al Gobierno. La demora en la formación del ejecutivo, tras la celebración de las últimas elecciones, ha provocado que todavía no se haya dado luz verde a estas reformas.

Una vez que el gobierno las apruebe, queda que las compañías adapten los contadores para que la nueva tarificación pueda implementarse. Está por ver, por lo tanto, cuando podrán ponerse en marcha estas nuevas tarifas que esperemos se noten en nuestra cartera.

¿Y cual es tu opinión? Deja tu respuesta.

Escribe tu comentario.
Escribe aquí tu nombre