The Frame, este el el nombre con el que Samsung ha bautizado a sus nuevos televisiones. La traducción literal es “El marco” y es que con estas televisiones bien podríamos estar hablando de cuadros.

Y es que en esta ocasión Samsung parece haber apostado por la estética más rompedora y llamativa. Lejos quedan ya los televisores de tubo que ocupaban un espacio impresionante. Definitivamente los muebles de televisión que ocupaban casi la mitad de la estancia están ahora relegados a películas de época.

A medida que van saliendo nuevos modelos, las marcas apuestan por hacerlos cada vez más delgados. La estética es sin duda una de las apuestas de esta marca que traslada el arte al televisor.

Y es que si pusiéramos uno de estos modelos colgado en una galería de arte, casi no te darías cuenta de que estás viendo una televisión.

El cable lo delata, pensarás. Pues hasta ese detalle han cuidado, un cable de fibra óptica es el que conecta el aparato. Un cable que pasa totalmente desapercibido en cualquier pared.

Una vez que el aparato se apaga, el arte queda a la vista . Gracias a la resolución con la que cuentan puedes escoger entre diferentes cuadros de 38 artistas para que la obra comience a lucir en todo su esplendor cuando damos al interruptor de apagado.

Y como todo buen cuadro que se precie, el marco puede ser la diferencia. Para eso puedes escoger entre varios modelos que se superponen al que viene de fábrica. También nos da la posibilidad de poner un paspartú diferente para cada obra de arte.

The frame
The frame

Naturalmente si pretendemos que nuestra televisión pase por un cuadro también han de cuidarse los anclajes. Para ello Samsung ha creado un sistema propio llamado “No Gap” que hace que nuestra tele-cuadro quede totalmente pegado a la pared. Esto unido a que el cable pasa totalmente desapercibido hacen el resto.

Unos sensores son los encargados de activar y desactivar el llamado “modo arte” cuando hay o no presencia humana en la sala. De este modo, si pasados 15 minutos desde que comenzó a funcionar, no se detecta presencia en la sala se apaga. En el momento que alguien vuelve a pasar se enciende de nuevo.

Este sistema permite diferenciar la presencia humana de la de mascotas. Por muy inteligente que sea tu perro, seguro que le da igual estar ante una obra de arte o no.

El sistema operativo que incluyen en el que incluyen todos los Samsung en sus Smart Tv, llamado Tizen. Además de estar disponible para el mando, se pueden controlar con Android o con Ios.

Una opción estupenda para poner una televisión en la habitación o en una oficina, lugares en los que se agradece que pase desapercibida.

Logo de Samsung
Logo de Samsung

Estará disponible en dos tamaños; uno de 55 y otro de 65 pulgadas. Su precio está entre los 1.999 y los 2.999€. Hay que aclarar que no son paneles QLED.

Tecnológicamente por lo tanto, no están en la cúspide de la pirámide Samsung. En este caso lo que se paga es el diseño y no tanto la calidad de la imagen.

Una opción sin duda para aquellas personas que gustan de cuidar todos los detalles estéticos, sin importarle el precio.

¿Y cual es tu opinión? Deja tu respuesta.

Escribe tu comentario.
Escribe aquí tu nombre