¿De qué está hecho el chicle? Historia, ingredientes y proceso de fabricación

A todos les encanta, no hay una persona que no se haya quedado horas y horas mascando un chicle por inercia, no hay quien no haya comprado una caja y se haya puesto a hacer globos con él, ni quien no haya comprado uno sabor menta en una urgencia. Es una chuchería muy sabrosa, saludable y popular. Pero, te has preguntado ¿De qué están hechos? ¿Cómo se hacen? Seguro que sí.

En el siguiente artículo te mostraremos no solo el material con el que se hacen sino todo el proceso productivo detrás de ellos.

Un poco de historia del chicle

Antonio López de Santa Anna, este es el hombre que está detrás del chicle. La historia es así, este señor fue un político y militar, fue presidente de México 11 veces. Él fue exiliado por algunos años y estuvo en Nueva York.

Chicles

Chicles

Estando ahí, se alió con Thomas Adams. Ellos dos querían crear un sustituto de caucho utilizando la savia de un árbol llamado Manilkara Zapota, que crece en las selvas de América. Esto no sirvió porque esta sustancia era demasiado blandita como para forjar cauchos, pero a estos dos señores se les ocurrió la idea que cambiaría sus vidas.

Santa Anna tenía la manía de masticar esto y de ahí sacaron la ocurrencia de hacer de esto algo comercial. Tomaron este material, le agregaron saborizantes y les hicieron algunas modificaciones. De aquí salió el chicle.

En 1869, obtuvieron la patente comercial y en dos años habían abierto las puertas de su primera fábrica, el nombre original del producto fue: Adams New York Chewing Gum.

¿De qué se hace actualmente?

Ya desde hace un tiempo que se cambió el material con el que se hace el chicle, aunque debieron de nunca haberlo hecho porque el actual es bastante tóxico.

La materia prima es llamada Base de Goma, está hecha con una combinación de muchos productos derivados del plástico que son especiales para el consumo.

El chicle Cheiw es un clásico

El chicle Cheiw es un clásico

Estos son algunos de ellos:

Elastómeros (material que es muy elástico), plastificantes (suavizante de materiales), materiales de carga, resinas sintéticas de distintos plásticos y caucho. Se utilizan compuestos que también son usados en la elaboración de pegas industriales.

Son materiales peligrosos que a la larga pueden causar una amplia gama de enfermedades graves.

Ingredientes del chicle

Los ingredientes antes mencionados son subproductos para elaborar la materia prima del chicle: la base de goma, pero no es el único ingrediente hay muchos más.

Los chicles contienen aspartame o aspartamo, un edulcorante bajo en calorías que se ha determinado es muy dañino para la salud. Es culpable de provocar diversas enfermedades tales como: mal de Alzheimer, diabetes, esclerosis múltiple e inclusive aunque suene contradictorio, obesidad.

Los alcoholes de azúcar son muy dañinos, se denotan con el sufijo “ol”, son inclusive peores que el mismo azúcar en cantidades abundantes. El chicle contiene varios de estos componentes, por ejemplo: maltitol, manitol y xilitol y sorbitol.

Contienen muchos colorantes artificiales como el dióxido de titanio, estos dañinos para la salud e inclusive son cancerígenos. También contiene aceites hidrogenados muy dañinos para la salud.

Proceso para fabricar chicle

Primero que nada se tiene que derretir la base de goma para purificarla y poderla manejar. Después en una mezcladora especial se mezcla el primer ingrediente ya previamente tratado con todos los demás componentes.

Mascando chicle

Mascando chicle

Queda como una pasta y esta se transforma en barras que se tienen que aplanar hasta lograr el grosor que un chicle tiene, cuando este paso está listo se coloca una capa de azúcar para evitar que él se pegue de el papel.

Después se corta al tamaño deseado y se lleva a un cuarto con una temperatura especial, esto se hace para lograr la textura idónea.

Se le somete al chicle a una secadora para que quede crujiente y agradable al paladar. Hecho todo esto se empaqueta para después transportarse.

Si eres de esos fanáticos acérrimos de este producto no te importará mucho todo lo antes dicho, se ha revelado el proceso con el que se hacen salchichas y gelatinas, la gente se entera y dice: ¡Qué asco! Bueno, no importa es que es tan sabrosa, igualito la seguiré comiendo; lo mismo pasa con los chicle. Eso si jamás de los jamases se te ocurra tragarte un chicle.

2 Comentarios
  1. Contestar
    John Smisth 04/08/2017 en 18:20

    Se me ha quitado toa las ganas de comer chicles. Gracias

  2. Contestar
    Antonio 06/08/2017 en 23:05

    Acabo de tirar el chicle que me estaba comiendo al leer este artículo jajaja. Ya lo decía mi abuela, que los chicles eran muy malo, que al final si te los tragabas se te quedaban en el intestino haciendo un tapon y te morias.

Dejar comentario