¿De qué están hechas las gominolas?

En la industria alimentaria en muchos productos de cocina como de golosinas está presente la gelatina que es el principal componente de las dulces y ricas gominolas que son perfectas a la hora de ver una película y que los niños adoran.

Éstas han estado presentes desde hace muchos años en el mercado y comercio de los dulces, pero una de las preguntas que todos nos hemos hecho es ¿de qué están compuestas o como hacen estos deliciosos productos?

Gominolas de ositos

Gominolas de ositos

Principalmente cabe destacar que su componente principal es la gelatina, ese polvo colorido con sabores espectaculares se obtiene del colágeno que es procesado de los huesos o desperdicios de los animales entre los principales, el cerdo y la vaca.

Estos deshechos son obtenidos generalmente de carnicerías industriales, el personal procesa los huesos, hirviéndolos a temperaturas muy elevadas por lo que quedan completamente estériles.

De ese mismo proceso ebullición de los desperdicios de animales se obtiene una sustancia una tanto gelatinosa llamada colágeno que es muy buena para ayudar al tejido conjuntivo es decir reforzar los huesos y cartílagos del organismo.

De igual manera se procesa para formar lo que conocemos como ese polvito con el que hacemos la gelatina además de ser agregados colorantes y saborizadas con esencias de diferentes frutas como naranja, limón, fresa y uva.

Gominolas de azúcar

Gominolas de azúcar

Así pues, cabe destacar que esta sustancia está completamente libre de lípidos es decir de ácidos grasos, hidratos de carbono o carbohidratos que son los azúcares del organismo, por lo que la hace un producto neutral y en su mayoría saludable.

Este producto se le agregan otros procesos para hacerlos muchos más azucarados, sabrosos y elásticos para ser llamadas gominolas o gomitas, que las hacen muy atractivas a nuestro paladar y perfectas para cualquier reunión familiar o amistosa.

4 Comentarios
  1. Contestar
    Adriano 01/08/2017 en 23:14

    Al final ni las gominolas se salvan de ser algo vomitivo a la hora de ver sus ingredientes. Pero como soy un goloso me las sigo comiendo a bolsas enteras.

  2. Contestar
    Marife Badajoz 02/08/2017 en 00:11

    Ya tengo dolor de estomago de leer esto. puajjj

  3. Contestar
    Antonio 06/08/2017 en 23:07

    Entre los chicles y las gominolas se me están cayendo los mitos de mi infancia.

  4. Contestar
    Marcos 28/08/2017 en 12:10

    Toda la vida comiendo gomitas y ahora resulta que si vemos como las hacen vomitamos.

Dejar comentario