Te vamos a contar todo sobre Lucía Galán Bertrand, la pediatra de moda que gracias a sus cuentos es capaz ayuda a los más pequeños en la vida de cada día.

Portada de Cuentos de Lucía
Portada de Cuentos de Lucía

¿Quién es Lucía Galán?

Lucía Galán Bertrand, así es el nombre de la pediatra posiblemente más conocida del panorama nacional. Una mujer que nos acerca a su profesión a través de sus intervenciones en los medios de comunicación, cada vez más a menudo. Esto la ha hecho conocida para el gran público, pero si eres padre o madre seguramente ya habrías oído hablar de ella. Su cercanía y naturalidad al hablar de los problemas que más preocupan a los padres, le ha granjeado el cariño y simpatía de quienes tienen la oportunidad de escucharla. Su faceta personal como madre y la experiencia que le otorgan los años de profesión, forman un tándem perfecto para dotarla de la sensibilidad necesaria para tratar y hablar de los más pequeños.

Además de su profesión, colabora como hemos dicho en periódicos y programas de televisión. Tiene un blog y ha escrito diferentes libros. El último de ellos lleva por título: Cuentos de Lucía, mi pediatra. Este libro, destinado a la familia al completo, es el cuarto de la pediatra. Su primer libro, titulado «Lo mejor de nuestras vidas» va ya por la edición número 14 desde que fue publicado en 2016. Fue seguido por «Eres una madre maravillosa» en 2017 y «El viaje de tu vida» en 2018

Todos ellos han contado con el respaldo del público que reconocen en sus páginas la realidad de su día a día como padres y madres.

Cuentos de Lucía, mi pediatra. Contenido y opinión.

Todos los que tenemos hijos hemos podido comprobar que no siempre la visita al pediatra es un paseo. Miedos, inseguridades y temores en muchas ocasiones injustificados, afloran en los ojos de los más pequeños que ven con desconfianza al portador o portadora de la bata blanca.

Cuentos de Lucía mi pediatra
Cuentos de Lucía mi pediatra

A través de Lola y su hermano Toni veremos reflejada nuestra realidad del día a día a través de seis relatos más o menos cortos.

La importancia de acudir al pediatra, de una buena alimentación o de las vacunas son algunos de los temas que se tratan a lo largo de sus páginas.

En nuestro caso, la historia de Linda, la pequeña jirafa se ha convertido en nuestra favorita. En ella los padres de Lola, le explican que le sucede a su hermano Toni. Para que lo entienda mejor le cuentan la historia de Linda, una jirafa diferente a los demás. Esas diferencias son las que al mismo tiempo, convierten a Linda en un ser excepcional y maravilloso, como lo es Toni.

Cada uno de los cuentos se apoya en una magníficas y divertidas ilustraciones realizadas por Núria Aparicio.

Al final de cada cuento podemos tener dos secciones que ayudan a sacarle más partida a cada historia. En ¿Y ahora? ¿Hablamos? se hacen una serie de preguntas que ayudarán al niño a reflexionar sobre la lectura. Con ellas se consigue que el niño reflexione desde un punto de vista más personal sobre el tema tratado en el relato.

La otra sección llamada «Mensaje para padres», es una pequeña guía en la cual de manera resumida y muy clara la pediatra nos da unos pequeños consejos.

¿Para qué edad está recomendado el libro de Lucía de pediatra?

Aunque la propia escritora en su blog dice que está destinado a niños de entre 4 y 10 años, personalmente nunca me ha gustado encuadrar los libros infantiles por edades. Aunque suene a tópico hay que volver a esgrimir la frase de que «Cada niño es un mundo» Por eso habrá que atender a los gustos y capacidades de cada niño para saber si esta lectura encaja o no en sus gustos. Son cuentos que tienen bastante letra y por lo tanto cada padre deberá decidir si el niño está preparado para seguir el hilo. Puede haber niños de tres que se sientan atraídos por la historia y niños de siete a los que le aburra.

Lucía mi pediatra
Lucía mi pediatra

En nuestro caso, nuestra pequeña lectora tiene cuatro años. Desde su primer año de vida ha estado en contacto con los libros a diario, convirtiéndose en una lectora capaz de mantener la atención de principio a fin. Los cuentos de Lucía mi pediatra, no han sido la excepción.

Para aquellos pequeños a los que la historia le resulte demasiado densa, siempre podemos hacer una pequeña improvisación reduciendo párrafos. ¿Quién no lo ha hecho alguna vez?

En todo caso, me parece una lectura muy recomendable para hacer entender a los más pequeños cuestiones con las que van a tener que lidiar en su día a día. Las visitas al pediatra son obligadas cada cierto tiempo, con la información adecuada entenderán que además son buenas.

Un libro que desde ya ocupa un espacio en nuestro rinconcito de lectura y al que auguro una larga permanencia.

¿Y cual es tu opinión? Deja tu respuesta.

Escribe tu comentario.
Escribe aquí tu nombre