¿Has oído hablar de las ollas de cocción lenta? Hace un tiempo te hablamos de ellas en un artículo sobre este tipo de ollas, tras investigar sobre ellas.

Y como bien es cierto eso de que, el movimiento se demuestra andando decidí hacerme con uno de estos apechusques para mi cocina. Cierto es que no soy de experimentar con diferentes electrodomésticos. Los que me conocen saben que soy de fogón tradicional. Por eso, precisamente me sentí atraída por la opción de algo que me permitía acercarme a la cocina de la abuela.

Como ya os comentamos, las opciones a la hora de hacerse con un modelo era variada y en mi caso la escogida fue una Crock-Pot de 3,5 litros. Este tamaño me permite hacer las raciones necesarias para mi familia e incluso congelar en más de una ocasión.

Una olla sencilla a buen precio

Es un modelo sencillo, que pude comprar en Amazon por 54€,  en ocasiones se puede encontrar incluso más barata (esto lo descubrí tarde, por cierto). La cubeta que tiene es de cerámica. La escogí así porque quería acercarme lo más posible a las condiciones que tenían nuestras abuelas a la hora de cocinar. De momento, y después de más de dos meses de uso estoy muy contenta ya que al contrario de lo que pensaba la comida no se pega en ningún momento. El único pero que le puedo poner, es que a la hora de limpiarla hay que ser cuidadoso. Una rotura y adiós, tendrás que hacerte con una olla nueva o intentar la compra de una cubeta nueva a un particular que no la necesite.  La marca oficial no vende los repuestos por separado.

Olla Crock-Pot
Olla Crock-Pot

Al principio la lavaba con esmero a mano, para evitar que se dañara con el lavavajillas, pero con el paso del tiempo la acabé metiendo y perfecta que sale.

Otro de los inconvenientes que puede tener a priori este modelo es que si necesitas sofreír los ingredientes primero has de hacerlo de modo tradicional en tu cocina. Otros modelos ya tienen esa posibilidad para que puedas hacerlo todo en el mismo recipiente. Hasta el momento he de decir que no ha supuesto ninguna desventaja, ni inconveniente para seguirla usando. Es muy poco el tiempo que empleo en hacerlo y para mi gusto mejora mucho la calidad de las recetas. Un sencillo paso previo que para mi es fundamental.

Este modelo es manual, no quería gastarme mucho dinero sin saber si al final la acabaría usando. Al fin y al cabo si con el tiempo me convencía le podía poner un programador sin problema y convertirla en una olla digital.

El uso de lo más sencillo, dos modos de cocción: baja y alto. Trae una tercera posición para poder mantener la comida caliente una vez que has terminado de hacerla.

Cocina casera fácil

El primer plato que cociné fueron unas lentejas, el resultado espectacular. La olla clavó los tiempos que traía la receta que escogí, quedando en su punto y con un sabor totalmente diferente al de mis lentejas de siempre. Con los mismos ingredientes el resultado había sido de diez.

A partir de ahí, y viendo los excelentes resultados me vine arriba y deleité a mis comensales con diferentes platos. Pechugas de pollo rellenas, garbanzos con espinacascarne estofada, merluza en salsa verde, salchipapas, roti de pollo, alitas de pollo a la barbacoa, chipirones rellenos. Hasta me atreví con las patatas para una tortilla.

El roti de pollo quedó tierno y jugoso, los chipirones encebollados espectaculares, con una salsa que acabó con las existencias de pan que teníamos Las alitas de pollo adictivas. Lo único que no me han gustado son las patatas para la tortilla. Creo que la forma en que las hice tuvo la culpa. Lo intentaré próximamente a ver si mejoro resultados.

Pendientes tengo un montón de recetas que voy viendo por internet y en los diferentes libros que voy consultando.

Hasta un fiambre de pavo a las finas hierbas he conseguido hacer de quitar el hipo, con la inestimable ayuda de mi termómetro de cocina. Un complemento para mi imprescindible para que sobre todo las carnes queden en su punto perfecto.

La mejor elección para cocinar

Lo mejor de todo es  poner todos los ingredientes y olvidarte de ellos sin tener que preocuparte por si se pegan o se pasan en la cocina. Un buen control de tiempos te ayudará a aprovechar al máximo las ventajas de la Crocky como ya la llamamos en casa.

Opinión sobre las ollas lentas

Desde la experiencia pues, puede decir que es una electrodoméstico que recomendaría sin dudarlo.

Su precio es fantástico en relación con los resultados que nos ofrece, no ocupando además demasiado espacio en la cocina.

40,99€
69,90
in stock
4 Nuevo Desde 40,99€
10 Usado Desde 31,14€
Amazon.es
Envío gratuito
79,00€
129,90
in stock
4 Nuevo Desde 63,72€
74 Usado Desde 48,97€
Amazon.es
Envío gratuito
79,00€
134,90
in stock
2 Nuevo Desde 79,00€
10 Usado Desde 48,64€
Amazon.es
Envío gratuito
Última actualización: 11/06/2019 18:54

¿Y cual es tu opinión? Deja tu respuesta.

Escribe tu comentario.
Escribe aquí tu nombre