La ingeniería genética es una de las maravillas del siglo que más genera polémica en la actualidad. Se trata de una rama de la ciencia que estudia modificaciones genéticas que mejoren las especies.

En este sentido, la bioingeniería genética se encarga de la modificación de plantas y animales. Con el fin de hacerlos más provechosos para el consumo de los humanos. Creando así alimentos transgénicos. Por ello, hablaremos de los beneficios de los alimentos transgénicos en diferentes áreas.

¿Qué son los alimentos transgénicos?

Los alimentos transgénicos no son más que el resultado de extensas investigaciones con plantas y animales. En los cuales, se modifica su estructura genética con el fin de hacer mejoras en su composición. Algunas veces, solo se procede a mover de lugar la misma información genética. Por otro lado, se pueden agregar genes a sus cadenas para brindarle nuevas características.

Esta rama de la ciencia ha generado mucha polémica, más que todo por el miedo a lo desconocido. Sin embargo, en la actualidad muchos países producen alimentos transgénicos por ello conoceremos sus beneficios.

Los alimentos transgénicos son más grandes

La característica más llamativa de este tipo de alimentos es que su tamaño dobla a los normales. Esto gracias a que se modifica en patrón de expresión de genes de crecimiento lo que resulta en un mayor tamaño. También, este tipo de modificación se ha aplicado a animales como las gallinas. Con el fin de que tengan mucho más carne consumible o produzcan mayor cantidad de huevos. Algo que supone un beneficio.

Mayor resistencia a ambientes hostiles

Los alimentos en general sufren demasiado con las condiciones climáticas desfavorables. Llevándolos incluso a la muerte o a un desarrollo incompleto. Gracias a la ingeniería genética los alimentos transgénicos son capaces de resistir estos ambientes. Incluso, tienen la posibilidad de crear sustancias insecticidas naturales que los protegen de las plagas. Esto supone una mayor producción en cualquier tipo de clima o condición.

Menor costo de cultivo y producción

Este tipo de alimentos son tan fantásticos que pueden crecer casi sin necesitar nada. Evidentemente, requieren de las mismas atenciones que los alimentos normales pero en menor medida. Siendo así, los alimentos transgénicos pueden crecer sin uso excesivo de fertilizantes. También, pueden desarrollarse con menor cantidad de agua como nutriente. Lo que resuelve la problemática de los lugares con poca agua dulce.

Gracias a esta mejora, los alimentos transgénicos pueden producirse en casi cualquier parte del mundo. Aunado a la capacidad de resistir ambientes hostiles el poco requerimiento para su desarrollo garantiza un menor costo. Lo que representa un beneficio para los productores y consumidores.

En conclusión, estos alimentos representan una gran evolución en materia de alimentación. Países como Estados Unidos, México y Brasil ya producen y distribuyen este tipo de alimentos. Sin embargo, existe cierto rechazo por parte de los ambientalistas, ya que, estos pueden atentar a la biodiversidad. En cualquier caso, es más miedo a lo desconocido que otra situación real.

Maiz
Maiz

En concreto, estos alimentos representan un futuro próspero en donde pueda erradicarse el hambre del mundo. Por ello, los beneficios de los alimentos transgénicos dependerán de la perspectiva de cada persona. Por lo pronto, solo ofrecen grandes dones al mercado alimentario que se aprovechan en distintas áreas.

1 COMENTARIO

  1. Creo que mejor sería hablar de las desventajas de los alimentos transgénicos antes que de las ventajas. Seguro que nos llevaríamos muchas sorpresas y no buenas.

¿Y cual es tu opinión? Deja tu respuesta.

Escribe tu comentario.
Escribe aquí tu nombre