Europa prohíbe poner la etiqueta de carne a las hamburguesas vegetales

La Unión Europea pide que se llame a las cosas por su nombre, por eso las hamburguesas vegetales no podrán llevar la etiqueta de carne, por lo menos en Europa. La claridad con el consumidor es algo que debe primar en el comercio, por eso los embalajes no pueden llevar a equívocos.

La fiebre por la comida “veggie” ha llevado al sector alimentario a intentar imitar el sabor de las comidas de origen animal a las fabricadas única y exclusivamente con vegetales.

Hamburguesa vegana
Hamburguesa vegana

Esta medida ha sido aprobada por el Comité de Agricultura del Parlamento Europeo. Dicha medida prohíbe que nombres como filete, salchicha, escalope, burguer o hamburguesa, sean usados para denominar a productos que no llevan carne entre sus ingredientes. En el caso de las hamburguesas el nombre propuesto ha sido “discos vegetarianos”. Esperemos ahora que el sector discográfico no ponga el grito en el cielo por la sugerencia.

Hoy en día es común encontrar en cualquier supermercado productos etiquetados como hamburguesas de espinacas, o salchichas de tofu.

En 2017 sucedió algo parecido con las bebidas vegetales, que eran comercializadas con el nombre de leche. Leche de soja, leche de avena o leche de almendras pasaron a llamarse bebida. El Tribunal de Justicia de la UE ratificó la decisión, y desde el 2017 tan solo se puede poner la denominación de leche o yogur a los productos derivados de la leche animal.

Se trata en palabras del eurodiputado francés Éric Andrieu de aplicar el sentido común, con el objetivo de proteger al consumidor, que no debe ser llevado a la confusión a la hora de usar los conceptos de manera arbitraria.

Las asociaciones ecologistas, por su parte, manifiestan la sospecha de que detrás de todo esto se esconde una maniobra de la industria cárnica. Esto supone un ataque frontal contra la industria de los alimentos sostenibles que va creciendo de manera exponencial, sobre todo entre los consumidores más jóvenes. El miedo a su expansión y a la creciente reducción del consumo de la carne son algunos de los motivos esgrimidos.

La pelota está ahora en el tejado de los fabricantes de comida vegetariana, serán ellos los que tengan que dar un nombre propio a muchos de sus productos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Ir arriba