Desde que se desatara la crisis del coronavirus, el miedo a su contagio, ha provocado que la demanda de mascarillas haya crecido de forma exponencial a medida que aumentaban los contagiados en distintos países.

Los primeros en notarlo han sido los farmacéuticos, que han visto como la demanda de las mascarillas crecía un 8000% en sus establecimientos. Algunas farmacias indican que están ya desabastecidas, en muchos casos poniendo en riesgo la vida de las personas que si las necesitan en su vida diaria y no por el coronavirus. Estas personas, han visto como es casi misión imposible encontrarlas en tiendas físicas.

Coronavirus
Coronavirus

Esta escasez ha hecho que el mercado online de mascarillas llegue a rozar el esperpento. Buena muestra de ello es Amazon, en donde la fuerte demanda ha disparado los precios de estos productos y sus plazos de entrega.

De hecho hasta plazos de un mes hay que esperar para hacerse con una mascarilla apta, en el mejor de los casos, para protegernos frente al coronavirus. Y es que el miedo al contagio y la falta de información al respecto van de la mano, haciendo que la gente obvie que no todas las mascarillas protegen de forma efectiva. Es el caso de las mascarillas quirúrgicas, ofrecidas por muchos vendedores y que no protegen a quien la porte de ser contagiado.

En la mayoría de los casos estamos ante vendedores ajenos a Amazon, con perfiles creados recientemente y que no tienen valoraciones en sus productos. Productos con unos plazos de entrega que superan en ocasiones los 20 días y con precios sospechosamente inflados.

Antes de hacerse con una mascarilla, primero hay que tener claro que nos hace falta. Si realmente es necesario que la llevemos, es conveniente saber que tan solo las mascarillas FFP2 y las FFP3 nos protegen contra el virus del coronavirus.

¿Y cual es tu opinión? Deja tu respuesta.

Escribe tu comentario.
Escribe aquí tu nombre